Publicado el miércoles 3 febrero, 2016";
NI A SOL NI A SOMBRA…

NI A SOL NI A SOMBRA…

DESDE SIEMPRE, MÉXICO HA SIDO SAQUEADO POR SUS GOBERNANTES Y POR OTROS PAÍSES.



 

*¿El penacho de Moctezuma?: Se dice que está en Europa

*¿La Cabeza de “Pancho Villa?”: Dicen que la tienen los “gringos”

*El gran negocio de PEMEX: Siempre Beneficiará más a otros países

* Cuentas bancarias y propiedades confiscadas en USA a ex gobernadores

*Y ahora resulta que los “gringos” también quieren al “Chapo” Guzmán

* Caso Moreira: Detenido en España, juzgado y después liberado


 

Por: Ramón Padilla Loo

 Desde siempre, nuestra nación, México, ha sido saqueada por otros países y no solo por esos extranjeros, sino que existen también algunos malos compatriotas que lo han hecho y continúan asolando y desapareciendo esos recursos y tesoros que deben de ser para todos los mexicanos, sin distingos de ninguna índole, situación que se antoja muy difícil de enmendar.

    Sobran ejemplos de todo el mal que le han hecho a nuestro país ciertos personajes y algunos gobernantes a través de la historia, pues es incomprensible que todos los que detentan el poder en México, ya sea el político, el del gobierno y el de los fuertes empresarios y hasta algunos artistas, que son solo unos cuantos, en comparación con la inmensa mayoría de mexicanos que han visto y digerido cómo esos depredadores están devastando toda la riqueza que está todavía contenida en este gran país y que paulatinamente están pulverizando…por lo cual muchos mexicanos elevamos la voz y decimos:  “¡México!…¡no te acabes!”

Según la historia de este país, en él se han dado innumerables casos de despojo, saqueo, por no decirlo como se debe… ¡ROBO!, no solo a la nación, sino a todos los mexicanos que tenemos que pagar por trabajar. Pero esas pérdidas, que no están tan perdidas, pues solo se necesita leer un poco de nuestra historia para que nos demos cuenta de todo lo que hemos sufrido como país sojuzgado por países extranjeros, sobre todo por las grandes potencias como Inglaterra, Estados Unidos de Norteamérica, España, Francia, Rusia, China, y otras de la unión europea, que en algunas ocasiones hasta pactan con los gobernantes en turno para saquearlo y expropiarlo, todo eso en detrimento de nuestro país y sus conciudadanos.

    Nada más por citar algunos ejemplos, sepan ustedes que el famoso Penacho de Moctezuma II, y que se dice tiene un valor aproximado a los Cincuenta MILLONES de Eurodólares, actualmente se encuentra en poder de los austriacos. Según cuenta la historia, ese preciado tocado de plumas netamente mexicano solo podrá regresar a México mediante un “trueque” que celebren las autoridades de ese gobierno europeo, con las del gobierno mexicano. Pues se tendría que intercambiar por la carroza de Maximiliano que, según dicen, la tienen retenida en este país… ¿Quién?, eso se los dejo de tarea.

    Por lo pronto, esa -para nosotros los mexicanos- invaluable joya de nuestra  cultura azteca, permanece prácticamente secuestrada por los austríacos desde hace siglos y actualmente se encuentra embodegada, pues está en espera de volver a ser exhibida en el museo de etnología de Viena, lo cual sucederá hasta el año 2018… ¡Ojalá que el gobierno mexicano hiciera algo al respecto!

    Tenemos también lo acontecido, según algunas crónicas e investigaciones que han realizado expertos en la materia, con la cabeza de aquel legendario revolucionario, apodado “El Centauro del Norte” y a quien recordamos todos los mexicanos por el mote de “Pancho Villa”; se encuentra, a saber por los dichos de la misma gente que a través de generaciones maneja la especulación, en manos de los estadounidenses, en algún lugar de ese país.

    La historia reseña que una vez que fue enterrado el cuerpo del revolucionario, un general mandó a un “loco” a que profanara la tumba y lo decapitara, para después llevarle la cabeza a ese general. El terrible suceso trascendió y días después se armó un relajo e indignación, al darse cuenta el pueblo de que desaparecieron la cabeza, y hasta la fecha esta no aparece por ningún lado.

    Tiempo después, se dijo que ciertos personajes de aquella época, un mexicano y un holandés, haciéndose pasar por mineros violentaron esa tumba y le cortaron la cabeza, la cual se llevaron quién sabe con qué fines, ni a dónde.

    Luego surgió otra versión, la de unos generales que habían negociado con los “gringos” la cabeza del caudillo mexicano, por la cantidad de 10 mil dólares y así poder llevársela para su estudio en el extranjero.

    En fin, existe una serie de explicaciones fallidas a ese respecto que se contemplan en la historia de México. Pero hasta hoy -como diría aquel mítico personaje del “Monje loco”- nadie sabe, nadie supo. El asunto en sí es que, a la mayoría de los mexicanos cuando les preguntan qué fue de la cabeza de “Pancho Villa”, contestan que la tienen los “gringos”.

    Pero vayamos a la cuestión de nuestro petróleo, que desde el año 1880, en que el crudo es extraído primero del suelo, después de los mares mexicanos y desde ese entonces se sigue exportando en su comercialización a varias partes del globo terráqueo, beneficiando a aquellos países extranjeros que sí utilizan su tecnología para procesarlo efectivamente y progresar como país, mientras acá los mexicanos nada más vemos cómo se enriquecen unos cuantos gobernantes mexicanos por la venta en barril del llamado “oro negro”.

    También existen casos donde las cuentas bancarias y propiedades que ex gobernadores y otros funcionarios públicos de México que han saqueado los recursos públicos durante su mandato y los han depositado e invertido en Estados Unidos, al ser investigados sobre la procedencia de esos pesos convertidos a dólares y habiéndose comprobado un delito, las autoridades norteamericanas les han confiscado todo, pero eso ocurre allá en “gringolandía”… Porque en este país eso no sucede, pues allá, en ese país, el delito de “lavado de dinero” y la evasión de impuestos son, a saber, severamente castigados, no solo con la sentencia en una cárcel, sino en donde más duele… en el bolsillo de los “Ratas”.

    Y ahora resulta que, en la actualidad, el gobierno norteamericano le exige al gobierno mexicano que el conocido y hasta héroe en algunas partes del estado de Sinaloa y prisionero del sistema de justicia mexicano, por el delito de narcotráfico, asociación delictuosa y “lavado de dinero”, Archivaldo Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, les sea extraditado a ese país, para que purgue allá su condena…en los “justicieros” brazos de nuestros “buenos” vecinos, los “gringos”.

    Y ya hasta el actor y cineasta norteamericano Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo resultaron involucrados como presuntos cómplices del citado prisionero y evasor, quien escapó por dos ocasiones de las cárceles mexicanas…y ahora, del histrión y de la actriz, solo ella tendrá que enfrentar a la “Justicia” de este país, debido a que el norteamericano se ha lavado las manos diciendo que él únicamente se entrevistó con “El Chapo” a petición de la artista. De quien se dijo recientemente en uno de esos blogs inciertos, en última hora, que ya fue ejecutada en “gringolandia”. Hecho supuestamente sucedido en ese país hollywoodense y no en nuestro país telenovelero.

    Ya para finalizar, lo sucedido con el ex gobernador de Coahuila, el priísta Humberto Moreira Valdés, es un claro y actual ejemplo de cómo se están poniendo las cosas en nuestro país. Pues el hecho de que a ese personaje, a quien los españoles aprehenden y juzgan allá por “blanquear dinero” y que días después, supuestamente, a cambio de cierta información, lo liberan. Eso es precisamente lo que hemos venido pergeñando, que la historia de México consigna todos los abusos de poder de otros países sobre el nuestro, y no solo eso, sino el contubernio que se da con los gobernantes mexicanos en turno, quienes son los principales traidores a la patria.

    Pues de seguir esto así, será como una “bola de nieve” deslizándose por la ladera y que al final de cuentas habrá de estrellarse y “reventarse”… Y si no lo creen, ahora tenemos que, mientras el dólar se acerca al euro y el precio del petróleo mexicano fluctúa en 20 y 25 dólares por barril, esto preocupa a unos, alegra a otros y confunde a muchos… La crisis económica vivida y soportada en nuestro querido México se sigue sucediendo…. Como se diría en el famoso libro del “Quijote de la Mancha”… “cosas veredes, Sancho, que non crederes”.