Publicado el jueves 25 abril, 2019";
Citlali crucificó a Morena

Citlali crucificó a Morena

Mientras el dinosaurio respira por la herida sin dejarse morir; los fétidos olores nauseabundos de la chapuza interna que alimenta el espíritu Morena en el presente periodo electoral, ya puso en riesgo los resultados de las seis entidades federativas. 

En Puebla, la designación de Miguel Barbosa como candidato a la gubernatura; los problemas en 39 municipios del estado de Durango, y la asignatura de personalidades sin arraigo para contender por el congreso en Tamaulipas, son los yerros bañados de boñiga que hereda Citlali Ibáñez Camacho, alias Yeidckol Polevnsky Gurwitz, en el marco del periodo electoral 2018-2019, que significa el primero de la Cuarta Transformación.

Y es que luego de darse a conocer la lista de los candidatos por Morena a las diputaciones locales en Tamaulipas para sus 22 distritos electorales, donde en su mayoría de los aspirantes a la cámara de diputados son completos desconocidos de la endeble estructura morenista, como auténtica cacique dictatorial, la dirigente nacional de Morena, avaló a los ahora aspirantes, por lo que en esta entidad se vislumbra  la primera gran derrota del partido, que en julio pasado llevó al triunfo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los vientos que soplan por Tamaulipas, han destapado la realidad del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y la total responsabilidad de Yeidckol Polevnsky, quien junto al recién nombrado delegado electoral del CEN, Marco Carlos Cruz Martínez, se escucha en el aire que arreglaron en lo oscurito con el gobierno local para dejarle el camino libre al Partido Acción Nacional, organismo político que comanda en esta entidad. 

La rabieta, encono y enojo es por demás entre los morenistas, y desde hoy, a dos semanas de iniciada la campaña, le han puesto nombre y apellido a la anunciada derrota: Yeidckol Polevnsky Gurwitz o Citlali Ibáñez Camacho, por supuesto que su mensajero Marco Carlos Cruz Martínez, delegado en Tamaulipas, también es señalado.  

Los Panistas lo niegan obviamente, los morenistas no titubean en aseverar que tanto Citlali como Carlos, hicieron hasta lo imposible por meter a sus candidatos, quienes en su mayoría son personajes desconocidos, otro puñado que ocupó las candidaturas son externos y algunos otros, afines al Partido Acción Nacional. 

Ya se había anunciado que sería un desastre la elección de aspirantes, el desaire a los auténticos lopezobradoristas es más que contundente; el futuro desastre en esta elección no la dicen priístas o panistas, la aseveran los mismos morenistas por no tomar en cuenta su profesionalismo, propuestas ni mucho menos la simpatía que tienen entre los ciudadanos; a decir del reducido núcleo de Morena en Tamaulipas, quienes están jugándosela no tienen ni presencia y viven una campaña gris como la mayoría de quienes pretenden ocupar una curul en el Congreso Estatal.

Bajo ese panorama, lo realmente interesante y aplaudible es que los alcaldes morenistas se han hecho a un lado, tal y “como lo hace” el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho: que sea el pueblo quien decida.

La catástrofe que está por ocurrir en Morena por culpa de estos dos personajes que entregaron al movimiento, es atestiguada desde ahora cuando luego del pasado torneo del primero de julio, Morena se perfilaba para mucho más en Tamaulipas y en todo México. 

[email protected]
@dect1608