Publicado el Miércoles 24 enero, 2018";
Denuncian otra negligencia médica en el IMSS de Ciudad Madero

Denuncian otra negligencia médica en el IMSS de Ciudad Madero

* Al hospital ya le llaman “el Nosocomio de la Muerte”.

* Niegan atención a una mujer embarazada quien llegó con su bebé aún con vida y a las dos horas le notificaron que el producto de 8 meses de gestación ya no tenía signos vitales.



Por: Gerardo MEZA

CIUDAD MADERO, TAM.- Un caso más de negligencia médica se presentó en el llamado “nosocomio de la muerte”, donde desafortunadamente una mujer fue víctima de la falta de sensibilidad, humanismo y ética profesional del personal médico y de enfermería del área de ginecología del Hospital General de zona # 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social; debido a que la fémina estaba por cumplir sus nueve meses de gestación y al llegar a su cita previa al IMSS, le notificaron que el producto gestado ya no presentaba signos de vida.

La víctima responde al nombre de Cenobia Castillo del Ángel, quien cuenta con 25 años de edad y reside en la ciudad de Tampico, ella es empleada y por su trabajo cuenta con el servicio de seguridad social del IMSS, pero nunca imaginó que ahí por historia solo trabajan personas inhumanas que al parecer faltan a su juramento como ángeles de la salud.

Familiares de Cenobia Castillo, recuerden que hace unos días ella se hizo unos estudios en una clínica particular y el resultado arrojó que contaba con 32 semanas de gestación y su producto era un bebé varón de 8 meses, después al asistir este lunes 22 de enero a las 10:40 de la mañana al área de ginecología del IMSS, la atención correspondió al turno del doctor Palomino del cual se desconoce su nombre, este médico ginecólogo en primer término se negó a dar la cara, solo enviaba a las enfermeras y pasó a la paciente a realizarle su chequeo y después de dos horas le notificaron a sus familiares que el producto en gestación ya no presentaba signos de vida, esto causó conmoción e indignación de parte de su esposo y sus padres quienes exigieron hablar con el doctor Palomino, quien se negó rotundamente a atenderlos y a dar la cara para explicar tal situación.

Este caso no quedó ahí, después de notificarles que el bebé ya no tenía vida, los familiares volvieron a insistir que el doctor Palomino diera la cara señalando que si el bebé ya no estaba vivo ahora la madre estaba en riesgo su salud, pero ahí de nueva cuenta los inhumanos trabajadores del IMSS se negaron a extraerle el producto ya sin vida, argumentando que si le hacían la operación cesárea la joven madre tendría problemas para volver a embarazarse.

Cabe hacer mención que el doctor Palomino se negó a operar a la joven madre para extraerle el bebé sin vida y no fue hasta el día miércoles 23 de enero, dos días después a las 10:00 de la mañana y después de varias inyecciones que le aplicaron a la paciente, expulsó de manera natural a su bebé.

Por la gravedad del caso, los responsables de este acto tan cobarde e inhumano deben ser castigados de una manera ejemplar, por lo que las autoridades de dicho nosocomio deben tomar cartas en el asunto.

Así se las gastan los trabajadores del Hospital General de zona número 6 del IMSS en la zona sur de Tamaulipas.