Publicado el martes 20 octubre, 2020";
En grave problema social se han convertido los perros callejeros

En grave problema social se han convertido los perros callejeros

*** Los canes dejan sus heces en la vía pública y hacen tiradero de basura, además de que atacan a las personas sin que nadie responda por los gastos médicos

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

TAMPICO, TAM.- En un verdadero y complicado problema social se han convertido los perros (y gatos) callejeros, ya que al no tener dueño nadie se hace responsable de los daños que pudiera ocasionar a las personas al atacarlas, además de la contaminación que generan al hacer sus necesidades en la vía pública.

Al respecto el director de Protección Animal en el Municipio de Tampico Angel Morales, señaló que el reglamento es muy claro, “los animales no los podemos traer en la calle sueltos, la recomendación es que si sales con tu mascota es que tenga su correa, su collar y su placa, para evitar este tipo de incidentes; además deben tener cuidado de que tampoco se le salgan de su casa por haber dejado el portón abierto u otra situación; el tener animales es una responsabilidad y no deben perjudicar a terceros, no deben ocasionar problemas”.

Dijo que el hecho de que los animales callejeros ataquen a la gente y ocasionen molestias, desencadena otros problemas, pues las personas se hartan de estar soportando a estos animales.

Recordó que hace aproximadamente un mes hubo un envenenamiento masivo de perros y gatos en Tampico, “se ha venido dando desde tiempo atrás aunque en muy escaso número de animales; pero hace un mes que sí se dio el envenenamiento en un número más alto, tanto de caninos como de felinos, esto en las colonias Infonavit, Echeverría, la Borreguera y López Portillo que fueron las colonias más afectadas, así como en la Moscú y Morelos de la zona sur de la ciudad, en total 30 y 8 respectivamente”. 

Resaltó que ésta no es la manera de actuar de las personas, es inaceptable, “no puedes dañar a los animales”.

Sin embargo, Angel Morales reconoció que también hay que ver la otra cara de la moneda, es decir, los afectados por estos animales y los daños que provocan al medio ambiente y a la vía pública, “efectivamente hay que ver las dos partes; pero por lo pronto el protocolo a seguir cuando un animal anda en la calle y ataca o muerde a alguien, el afectado tiene que acudir al centro de salud para que les hagan la revisión correspondiente y les apliquen la vacuna que ameriten. 

“El centro de salud es el primer respondiente para que capture al animal y lo tengan en observación en un término aproximado de 10 días, de ahí nos tienen que dar parte a nosotros para actuar en lo que nos compete, que es acudir a verificar si el perro tiene dueño, en caso de ser así nosotros acudimos con él para abrir el procedimiento administrativo que corresponde, que podría ser una multa, pero si hubo un daño más grave y fueron lesiones más graves el afectado tiene que acudir a la Fiscalía para que interponga la denuncia correspondiente”.

“De no tener dueño, el centro de salud nos hace de conocimiento a nosotros y nosotros veríamos si amerita hacernos cargo del animal”.

El funcionario municipal destacó que el reglamento es muy claro: “los animales no los podemos traer en la calle sueltos, la recomendación es que si sales con tu mascota es que tenga su correa, su collar y su placa, para evitar este tipo de incidentes; además deben tener cuidado de que tampoco se le salgan de su casa por haber dejado el portón abierto u otra situación; el tener animales es una responsabilidad y no perjudicar a terceros, no deben ocasionar problemas”.

Por último sostuvo que una perrera sí podría ser una solución a este problema social, pero para esto se requiere de una planeación, infraestructura, personal capacitado, y obviamente de recursos, que de momento está complicado por la pandemia.