Publicado el viernes 29 enero, 2016";
La mano de Osorio

La mano de Osorio

La mano de Osorio

Por: David  Ed Castellanos Terán
@dect1608

Los empresarios víctimas de la guerra interna de México tuvieron que esperar 19 meses hasta que iniciara el proceso electoral para poder tener acceso a los fondos del Programa de Impulso Económico y Reactivación, que prometió en mayo de 2014 el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cuando se comprometió a restablecer la paz en Tamaulipas con el firme propósito de que las mujeres, hombres, niñas, niños y jóvenes tamaulipecos recuperen lo que les pertenece: “Su tranquilidad personal, familiar y de su entorno”.

En mayo de 2014 que el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal dividió en cuatro regiones a Tamaulipas y el jefe de la política interna del país se comprometió con la sociedad civil a poner a trabajar de manera coordinada los tres niveles de gobierno para aplicar la nueva estrategia de seguridad, dijo que todos y cada uno de los secretarios del gabinete presidencial vendrían a Tamaulipas para realizar un análisis de la situación y buscarían la forma de apoyar en las afectaciones causadas por la guerra contra el narcotráfico y los ajustes al interior de las estructuras criminales. Pero nada ha sucedido como lo planteó el de ascendencia china; aquí en Tamaulipas las cosas se dan a medias, como a medias verdades o medias mentiras.

Los empresarios tamaulipecos desde esa misma fecha se comenzaron a comunicar con la señora Mónica González García, Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo del Gobierno de Tamaulipas, para conocer la forma y los lineamientos que deberían tomar para tener acceso a los 300 millones de pesos que se destinaron para el centro y sur del Estado; la espera fue larga y casualmente el dinero llegó a finales de 2015 en pleno proceso electoral donde los ciudadanos van a “elegir democráticamente” al gobernador o gobernadora que despida a Egidio Torre Cantú.

Pero si la espera fue de casi 20 meses, los volverían a aguantar con la intención de obtener tanto dinero, pues tan solo en la zona metropolitana de Tampico se repartieron más de 132 millones entre 86 empresarios, sin necesidades de aval o pagarés que obliguen a los apoderados a finiquitar esa deuda “personal” con la que se pretende reactivar la económica local.

Porque según la información es codificada, la Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo del Gobierno de Tamaulipas no quiso informar sobre los beneficiarios y cuáles fueron los negocios agraciados, por lo que únicamente se concretó a responder vía correo electrónico que los recursos habían sido destinados de la siguiente manera: 10 empresarios de la Construcción, se compartieron 25 millones 46 mil pesos; 33 más del rubro marcado como Servicio, se dividieron 56 millones 745 mil pesos; mientras que 40 identificados en el sector Comercio alcanzaron una bolsa de 49 millones 905 mil 500 pesos, y tres más de la división Industria se repartieron 3 millones 475 mil pesos, arrojando un total de 132 millones 585 mil 500 pesos entre un total de 86 firmas.

Ahora, después de esto viene la otra mano de Osorio, que anda en plena campaña allá por el Sureste de México, donde camina entre la gente y da cátedra de oratoria al público asistente a sus eventos.