Publicado el Lunes 14 mayo, 2018";
La violencia política

La violencia política

El actual proceso electoral que definirá al sustituto de Enrique Peña Nieto, simboliza el deterioro social más profundo de la historia moderna de México y un freno a la democracia que intentó impulsar el mismo Peña. La violencia política le ha matado a más de 94 personas entre candidatos y representantes de la “autoridad” electoral.

Con saldo superior a las 300 agresiones, de las cuales 94 se registraron como asesinatos de candidatos y autoridades, nuestro país atraviesa una crisis severa en la disputa del poder entre grupos delictivos y políticos honestos o coludidos; el río revuelto ni siquiera permite ver quiénes son los menos malos, y es que las distintas fuerzas políticas en su afán de gobernar, intimidan, amenazan, confrontan e incluso hasta en algunos de los casos matan a sus adversarios, convirtiéndose violencia en abono electoral de baja y escasa propuesta positiva.

Según estadísticas nacionales, refieren que desde septiembre que inició oficialmente el período electoral al mes de mayo, sobresalen los asesinatos de 30 precandidatos, 6 candidatos, además de autoridades selectas y dirigentes partidistas, así como 44 familiares directos de personalidades políticas.

Ante la descrita situación que tiene en duelo a todos y cada uno de los partidos políticos de México, no así a la sociedad que sigue envuelta en las actividades del día a día sin oportunidad de parar y mirar el dolor del prójimo, la Senadora de la República, Hilda Esthela Flores Escalera, exhortó a todas las representaciones políticas del país a realizar un proceso electoral lleno de paz y armonía electorera en la semana que se activan los candidatos a las presidencias municipales.

Fue desde la mismísima zona sur de Tamaulipas, donde la dirigente del Organismo Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI), llamó a la paz, misma región que vio por última vez con vida al militante más querido del PRI tamaulipeco, me refiero al doctor Rodolfo Torre Cantú, acribillado un lunes 28 de junio de 2010, una semana antes de las elecciones.

“Todos los partidos políticos han sido afectados con alguna candidata o candidato que lamentablemente ha perdido la vida, pero lo que sí sabemos, es que incluso ha habido algunas amenazas antes de que estos hechos se hayan suscitado, de tal forma que esto es uno de los temas más lamentables en los que pudiera terminar un hecho violento”, aseveró Hilda Flores, senadora y dirigente Nacional del ONMPRI.

Según Hilda Flores, la ola de violencia política desatada en México, solo los impulsa a seguir trabajando y promoviendo campañas pacíficas; con campañas de respeto; campañas totalmente de trabajo, de civilidad y de propuesta; de la misma forma llamó a los mandatarias estatales y autoridades municipales ser respetuosos y mantener alejados del proceso electoral los recursos públicos o serán denunciados ante la autoridad competente, como es el caso de Tamaulipas, donde ya interpusieron una queja provisional al principio de imparcialidad previsto en el artículo 134 constitucional párrafo séptimo, y 304 fracción III de la Ley Electoral del estado de Tamaulipas, al detectar que los programas sociales están siendo entregados en eventos masivos y/o en modalidades que afectan el principio de equidad en la contienda electoral, toda vez que las autoridades tienen un especial deber de cuidado para que dichos beneficios sean entregados, de tal manera, que no generen un impacto negativo o se ponga en riesgo los referidos principios.

La queja dirigida al árbitro democrático de la entidad; subraya que según los priístas, tiene conocimiento que las entregas de los beneficios de los programas sociales de la Secretaría de Bienestar Social, se realizan en domicilios particulares por personas ajenas a la delegación de esta secretaría en la ciudad de Valle Hermoso, con ello, el Secretario y Delegado de dicha dependencia en tal municipio, omite de manera flagrante la protección del principio de equidad en la contienda, toda vez que al realizar dicha entrega en domicilios particulares, donde son nulas las prohibiciones de colocar propaganda electoral, la entrega de los beneficios se ve afectada de manera negativa en favor de los candidatos, partidos y coaliciones que son del agrado, simpatía o militancia de los dueños de dichos domicilios.

¡Ya mamá, no sean lloronas!

davidcastellanost@hotmail.com

Haremos una campaña limpia y de traba (2)