Publicado el domingo 16 febrero, 2020";
«Paracaidistas» invaden predio particular en Madero

«Paracaidistas» invaden predio particular en Madero

* Ni Guardia Nacional ni PEA pudieron desalojar el inmueble; invasores estaban armados con machetes y palos

Por: Omar LARA MARTÍNEZ.

CIUDAD MADERO, TAM.- Más de 700 familias de distintos sectores de la zona sur de Tamaulipas, concretaron la invasión de un predio, presuntamente propiedad del empresario maderense Jaime Turrubiates Solís.

Quienes se posesionaron del terreno y que lotifican, a pesar de ser algo fuera de la ley, aseguraron que lo hacen por necesidad, pues no tienen un lugar dónde vivir.

Los ahora ocupantes desalojaron el área, liberándola de maleza y colocando palos para dividir el espacio seleccionado para ocuparlo, cortando incluso alguna de la vegetación que en este lugar existía.

El predio, ubicado entre el fraccionamiento Miramar Uno y Playa Miramar, tiene mucho tiempo desocupado, aseguraron quienes lo invadieron.

Al respecto, Guadalupe Mozo Correa, argumentó que la tierra es de los ciudadanos y por ello es que toman posesión de las mismas, pues aseguró, las necesitan.

Negaron que se les haya cobrado algo por un espacio en el predio, pues reiteró que solo tienen la necesidad de un lugar dónde vivir.

Por la tarde del domingo, la tensión fue muy fuerte en el lugar, debido a que llegaron elementos de la Policía Estatal con equipo antimotines para dialogar con los invasores, esto junto a uno de los presuntos propietarios, para que desalojaran el terreno, algo a lo cual se negaron las familias, quienes en ese momento ya portaban machetes, piedras y presuntamente armas.

Después de un largo diálogo, los elementos de la PEA se retiraron del lugar, sin realizar detenciones, ni verse involucrados en problemas.

Posteriormente llegaron elementos de la Guardia Nacional quienes según comentarios de algunos invasores, los dejaron seguir ocupando el predio, hasta que el conflicto se solucione jurídicamente; versión que de concretarse constituye una franca ilegalidad, pues los mismos invasores reconocieron que se posesionaron del terreno, según por necesidad.