Publicado el miércoles 19 mayo, 2021";
Reseña | Kaze and the Wild Masks – El juego plataformero retromoderno ideal

Reseña | Kaze and the Wild Masks – El juego plataformero retromoderno ideal

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.03 facilitada por VoxStudio (PixelHive), título ya disponible en PlayStation 4 (versión analizada), Nintendo Switch, Xbox One y PC.

POR: HUGH BELMONT (goukiyaga+sintesis@gmail.com)

En tiempos recientes hemos tenido el placer de ver entre los independientes grandes propuestas al género de juegos de plataformas que para mi tristeza, se pierden al no tener el foco de atención que los haga crecer.

PixelHive Studio es un equipo de desarrolladores brasileños que aman los clásicos plataformeros de los 90’s y en su exposición de motivos dejan claro que han tomado fuerte inspiración en juegos como Donkey Kong Country 2 y Super Mario World. Para ofrecernos Kaze and the Wild Masks.

La historia

Como todo juego de plataformas, su historia no es el punto fuerte, ya que por lo regular es solamente la mecha que enciende la aventura que disfrutaremos. Aquí seguimos a Kaze, una coneja antropomórfica  que se encuentra explorando unas antiguas ruinas junto con su hermano Hogo.

Por desgracia en su aventura, su hermano es víctima de una malévola maldición. Hogo es absorbido por un anillo mágico. Kaze por poco sufre el mismo destino, pero, es salvada de último minuto. Ahora nuestra heroína debe explorar las Islas de Cristal para rescatarlo de su cruel destino.

La jugabilidad

Kaze and the Wild Masks es fiel a los plataformeros de la vieja escuela. El desafío está en dominar los movimientos básicos de Kaze para superar los obstáculos. Podremos saltar, nadar, planear como helicóptero con las orejas de Kaze y girar para acabar con los enemigos. Realmente, Kaze tiene una fuerte inspiración en Dixie Kong de DKC 2.

Los movimientos son sencillos y solamente requerimos dos botones. Así que no es difícil de dominar y entender. Kaze puede saltar sobre los enemigos o girar de forma directa para acabar con los malos al mero estilo de Donkey Kong Country o Crash Bandicoot.

Propiamente dicho no hay vidas, si nos tocan los enemigos es muerte instantánea, salvo que obtengamos un corazón adicional que nos permitirá resistir un impacto extra. Cada nivel cuenta con una saludable cantidad de coleccionables que aportan buena rejugabilidad.

En los niveles podremos recolectar dos partes de una gema verde, además de una pequeña cantidad de gemas pequeñas y recibiremos una gema extra por reunir las letras que conforman la palabra K-A-Z-E.

El juego nos invita a darle relevancia a esta recolección de los coleccionables ya que desbloquean contenido adicional de la historia y nuevos niveles de juego. Realmente no es complicado el reunir los ítems de nivel; algunos están a simple vista y otros en áreas secretas. El título logra de forma muy natural dar la motivación de seguir el colectatón, ya que no son demasiados como para abrumarnos.

Las máscaras que le dan nombre al juego, realmente no tienen gran protagonismo. Ya que son solamente mejoras temporales que obtendremos en niveles determinados para poder superar el nivel en turno. 

Una de las máscaras nos permite volar, otra nada, por mencionar algunas de estas habilidades que obtendremos de forma temporal. Como es de esperarse, cada máscara ofrece un distinto estilo de juego. Verbigracia, la máscara de vuelo nos lleva a un nivel repleto de ramas espinosas y enemigos con picos, en donde el reto es navegar sin tocarlos.

Si bien, las máscaras ofrecen cierta diversidad a la jugabilidad, se nota que no le han sacado partido de lleno, ya que solamente las podremos usar en secciones específicas. La curva de dificultad va en ascenso conforme superamos los niveles, no hay que subestimarlo porque realmente nos pondrá a prueba, por fortuna no es abrumadoramente difícil.

El juego ofrece dos niveles de dificultad, el más bajo aporta más Puntos de Control.  Kaze and the Wild Masks no encuentra el hilo negro, sin embargo, es sólido en su propuesta de juego al entregarnos un juego divertido plataformero 2D fiel a la vieja escuela.

Las peleas contra jefes son verdaderamente satisfactorias y sirven de pináculo al mundo que estamos jugando y que cuentan con una dificultad acorde al reto  que tenemos de frente. Algo que no me gustó es que cuando golpeamos un enemigo por medio de un salto, ya no podemos planear con las orejas de Kaze, cayendo en indefensión. Asimismo, no podemos correr, aunque el giro de Kaze otorga cierto impulso, se echa en falta poder correr.

Por otra parte, el juego cuenta con un gran potencial en jugabilidad, gracias a las tablas de clasificación mundial que nos pondrán a competir nuestros mejores tiempos en cada nivel con jugadores de todo el mundo.

Los gráficos

Kaze and the Wild Masks es fiel a su inspiración noventera y se nota con su estilo de arte hecho a mano. Asimismo, el arte pixelado en los entornos, personajes y enemigos es excelente. Incluso hay movimiento de animación cuando no movemos nuestro personaje.

Los entornos de los niveles tienen un gran detalle de profundidad y los fondos se sienten vivos. PixelHive Studio puso todo su esfuerzo y amor en entregar un juego pulido al nivel de lo que se espera.

El título corre a 30 fotogramas por segundo a una resolución de 1080p en una PlayStation 4 Slim, su rendimiento es excelente, no detecté fallo alguno durante mi partida. Asimismo, las pantallas de carga son de alrededor de ocho segundos entre niveles.

La banda sonora

Musicalmente hablando, el juego cuenta con melodías agradables y algunas otras pegajosas dándonos una experiencia agradable junto con la jugabilidad, los efectos de sonido tienen su notoriedad y todo el tiempo se siente la nostalgia de los clásicos.

El juego cuenta con textos en español, aunque no cuenta con actuaciones de voz. Lo cual se entiende por lo purista que pretende ser Kaze and the Wild Masks. Sin embargo, los sonidos de personaje están presentes y Kaze nos lo hace saber cuando es dañada.

Conclusión

Kaze and the Wild Masks es una plataformero 2D imperdible para los amantes del género, incluso aquellos curiosos podrán disfrutarlo por igual gracias a su cordial curva de dificultad. Cuenta con un divertido diseño de niveles que podría frustrar a algunos por la ubicación de los enemigos, pero, ahí está el reto en explorar y dominar sus mecánicas.

Inmediatamente se nota su inspiración retro en su estilo de juego, así como en su estilo de arte pixelado, cuenta con un enorme nivel de rejugabilidad gracias a sus coleccionables. El juego cuenta con textos en español y sus melodías cumplen bien al equilibrar la experiencia.

CALIFICACIÓN FINAL: 9.6/10

Dónde Comprarlo

Kaze and the Wild Masks está disponible solamente en formato digital entre los principales minoristas digitales para PlayStation 4 vía PSN por US$29.99 dólares, para PC vía Steam por Mex$ 185.99, para Xbox a través de la Microsoft Store por MXN$499.00 y en Nintendo Switch vía eShop por $664.99 pesos mexicanos. Los que deseen una edición física SOEDESCO la lanzará por $30 dólares vía Amazon Estados Unidos a partir del 25 de mayo de 2021.