Publicado el lunes 8 marzo, 2021";
Reseña | Killing Floor 2 – un shooter para pasar el rato

Reseña | Killing Floor 2 – un shooter para pasar el rato

POR: Souryu Kamina (goukiyaga+sintesis@gmail.com)

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.49 facilitada por Tripwire Interactive, título ya disponible en PlayStation 4 (versión analizada), Xbox One y PC. 

Historia: 

El juego prácticamente no tiene más historia que lo narrado a través de las fichas técnicas de los personajes jugables. Este es uno de los principales puntos negativos del juego, ya que tuve que buscar información del primer juego porque este fue mi primer acercamiento con la saga. 

A mi parecer, es un gran error el no incluir, aunque sea un resumen de la historia principal para los nuevos jugadores, o bien jugares antiguos que hayan olvidaos detalles importantes. No me refiero a que deba estar lleno de cinemáticas, pero se siente incompleto, casi como un dlc extendido y mejorado del primero. 

Esto afecta en la experiencia como jugador, porque aunque la ambientación sea buena, y conozcas un poco de los personajes jugables, es difícil sentirte identificado con el mundo del juego en general, ya que no surgen sentimientos de simpatía o empatía, al menos en mi experiencia, tanto como espectadora y jugadora sentí todo muy plano, y después de un tiempo repetitivo y aburrido, sin otro propósito que matar enemigos. Podrían a ver aprovechado la elipsis temporal entre un juego y otro y añadirle algo más a la historia principal, porque resulta muy genérica.

Gráficos: 

Los gráficos son bastante buenos, sin embargo, el diseño de los personajes se siente algo plano y su construcción no es muy buena, además de casi nula. El diseño de los escenarios es muy bueno, son bastante amplios, cada uno tienen sus peculiaridades, por ejemplo, el navideño, donde los enemigos estas disfrazados con elementos típicos de la navidad tales como obsequios, renos, muñecos de nieve, cascanueces y duendes, los escenarios es una fábrica de juguetes donde puedes ver árboles de navidad y toda clase de adornos navideños.

Música/diseño sonoro: 

La música es uno de los puntos más destacables del juego. El estilo “rudo” queda aún más acentuado por las melodías presentes, ya que generan emoción y realmente ayudan y te animan a movilizarte y al mismo tiempo permanecer alerta durante las misiones. Cabe destacar que las melodías cambian en los escenarios, y pueden resultar graciosas como en el caso de la navideña.

En cuanto al diseño sonoro, las voces en castellano no están mal, pero los diálogos tanto de los NPC como los de tu personaje tienden a ser muy repetitivos, volviéndose tediosos y aburridos. Los sonidos ambientales están bien logrados y equilibrados.

Jugabilidad:

La acomodación y forma de los controles, resulta muy cómoda para quienes ya están acostumbrados a este tipo de juegos, si no lo más difícil será coordinar el movimiento de cámara y apuntar correctamente. Uno de los aspectos más importantes a considerar es que DEBES aprender a correr en todas direcciones y evitar ser acorralado por los enemigos.

Hay 4 tipos de controles incluido el modo zurdo, aunque no varían mucho entre si y no tiene un modo de control personalizado.

Modos de juego/Dinamismo:

El juego tiene varios escenarios, 32 en total, 20 más que la primera entrega. De igual manera, existen 2 formas de juego; una offline para un solo jugador, y online en cooperativo de 2 hasta para 12  jugadores. Al empezar a jugar, el juego presenta una dificultad excesivamente alta para jugar en solitario, por lo que básicamente “te obliga” a jugar en modo cooperativo hasta obtener el nivel necesario para poder completar un escenario en solitario. El modo cooperativo tiene dos opciones, invitación privada, o público. 

Aunque con el modo público el servidor tiende a fallar y saca a uno o más de los jugadores, a mi parecer esto es un fallo importante a considerar, tomando en cuenta la importancia que tiene el modo online

A diferencia del primer Killing Floor, en esta secuela no hay niveles fáciles, se tiene una opción de entrenamiento, pero el nivel más bajo es el normal. Los 4 niveles aquí presentes son: normal, difícil, suicida e infernal. Cabe destacar que aun teniendo algo de experiencia con este tipo de juegos, al inicio es difícil poder pasarlo. 

En el modo solitario existen 4 modos de juego: semanal, superviviente, sin fin y objetivo. Sus diferencias son: 

a) semanal: Cada inicio de semana, las oleadas tendrán una característica especial que aumentará la dificultad al enfrentarlas, por ejemplo el que los ZEDS se vuelvan más pequeños al dispararles, dificultando la capacidad de atinarles; 

b) superviviente: En el modo superviviente, debes ir subiendo de nivel y sobrevivir a cada oleada, enfrentando a enemigos cada vez más poderosos y numerosos; c) sin fin: El modo sin fin es sobrevivir a oleadas infinitas hasta que mueras, es una cuestión de resistencia; 

Y finalmente d) objetivo: El modo objetivo es similar al superviviente, donde va subiendo la dificultad de los enfrentamientos, pero con la característica de tener que cumplir con diversas tareas u objetivos, como por ejemplo servir de escolta, o la recolección de objetos. 

Para el modo cooperativo existen los mismos modos de juego, pero tiene un modo más, el superviviente versus, donde una parte de los jugadores son los sobrevivientes, y la otra parte se transforma en algún enemigo y te persigue junto con los otros.  Es divertido, pero en los primeros dos niveles puedes morir rápidamente siendo el enemigo, sobre todo si tu compañero de juego sabe jugar. 

En el juego también hay una amplia gama de personajes originales, los cuales puedes personalizar con la gran variedad de objetos y skins disponibles. Aunque muchos no están disponibles más que para cierto personaje. De igual manera, hay 10 tipos de especializaciones o estilos de combate, como pistolero, superviviente, médico, SWAT, o lanzallamas. 

Cada especialización tiene un grupo asignado de armas, puedes comprar y equipar todas las armas de cada tipo, pero solamente dentro de cada nivel jugado en las misiones; además es mejor utilizar las armas designadas a tu especialización, ya que es por medio de dichas mejoras que vas obteniendo los puntos de bonificación para adquirir nuevas habilidades. 

Las armas tienen un peso específico, tu arma principal afecta tu peso, y por lo tanto tu movilidad. Pero el peso de las armas secundarias no afecta. Cada especialización cuenta con 10 habilidades desbloqueables. Cuando logras reunir cierta cantidad de puntos, cada 5 niveles desbloqueas 2 habilidades, pero solamente puedes elegir una por misión. Son 25 niveles.  

Existen varias diferencias con respecto a la primera entrega. En cuanto a los gráficos hay una mejoría impresionante, tanto en escenarios como armas, pero sobre todo en los enemigos. Para el apartado sonoro, al inicio de cada nivel aparece el nombre del artista y la canción que se está escuchando, aún si no tienes el sonido activo. 

Ahora cada personaje tiene una voz específica, y sus propias frases “típicas”. La eficacia al momento de apuntar ha mejorado mucho, ahora se puede matar a los enemigos de un solo disparo apuntando a la cabeza, cosa que antes no se lograba porque la mira no se quedaba bien fija. Con respecto al ataque de los ZEDS, cuando uno sólo te ataca, puede ser que de repente deje de hacerlo; de igual manera, ahora puedes alejarlos al golpearlos con la culata de tu arma y escapar de los encierros. 

Puedes correr, en la primera entrega solamente podías moverte de manera más veloz si tenías equipado el cuchillo de caza como arma principal. La velocidad para recargar tu arma es mucho mayor, y ya puedes hacerlo corriendo, no tienes que detenerte para ello. Cuando estás cambiando de arma o recargando, la animación de la acción realizada se corta si necesitas huir o disparar. 

Existe una mayor variedad de armas. Por último, y una de las mejores características de ésta entrega es que puedes jugar todo el juego sin necesidad de conseguir nada por medio de DLC comprado con dinero real, puedes jugar y disfrutar todo el juego sin tener que comprar ninguna habilidad, arma, nivel o enemigo, ya que lo único monetizado son skins, las cuales realmente no cambian en nada la jugabilidad. 

Conclusión:

Killing Floor 2, es un juego entretenido, divertido, y excelente para jugar en parejas (por internet) o en equipos. Pero, como he mencionado antes, se siente muy complicado o injusto al empezar a jugarlo, sobre todo en solitario. 

Resulta interesante por su dificultad, pero carece de características importantes para poder atrapar al jugador en un 100% por la falta de una campaña, o en su defecto una historia más desarrollada; se siente esa falta en el conocimiento del mundo donde estás jugando. Si eres de quienes no se interesan en la historia, este juego es para ti. Pero, si te gusta conocer más de dicho mundo, y de quienes interactúan en el mismo, lo sentirás bastante incompleto. 

CALIFICACIÓN FINAL: 7/10 

Killing Floor 2 ya está disponible para PS4 en $29.99 dólares en forma digital, o a un precio de $1300.00 MXN en su formato físico. También está disponible para Xbox One vía Microsoft Store en MXN$698.00 y para PC vía Steam por Mex$ 269.99.