Publicado el domingo 14 marzo, 2021";
Reseña | Mail Mole – Una divertida aventura plataformera 3D con sabor a nostalgia

Reseña | Mail Mole – Una divertida aventura plataformera 3D con sabor a nostalgia

POR: HUGH BELMONT (goukiyaga+sintesis@gmail.com)

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.02 facilitada por Undercoders, juego ya disponible en PlayStation 4 (versión analizada), Xbox One, PC, y Nintendo Switch. 

Hoy en día el género de plataformas en 3D cuenta con grandes exponentes, los cuales hasta el día de hoy son referencia cuando aparecen nuevos títulos que buscan replicar la fórmula. Mientras que unos se quedan a la mitad del camino, hoy hay títulos como el que me toca analizar que tienen un enorme potencial por explotar.

El equipo de Talpa Games, quienes son unos chicos españoles recién egresados de la universidad junto con Undercoders y Jandusoft, nos ofrecen un juego de plataformas 3D, de esos que son candidatos a juego de culto.

Historia

En Mail Mole jugamos como un adorable topo cartero llamado Molty, la narrativa nos ubica con nuestro tálpido protagonista disfrutando sus vacaciones en la plácida Isla Cocotero, cuando de repente recibe un aviso proveniente de su primo Miles, quien se encuentra lesionado. 

Se nos informa que Carrotland ha sufrido un corte de energía y es necesario que alguien se haga cargo de entregar los códigos de activación en cada estación de energía para restablecer la luz en esta colorida tierra, ya que de lo contrario el altamente esperado Festival de Verano será cancelado.

Así que, sin rechistar Molty se arroja a poner manos a la obra a este predicamento, por fortuna no estará sólo, varios ciudadanos antropomórficos lo ayudarán con consejos, vidas y el alcalde de la ciudad nos ofrecerá su cañón privado en determinados momentos para llegar a zonas inaccesibles.

Como es normal en los juegos del género plataformero, la historia es solo la excusa para iniciar la aventura que nos hará recorrer todo el mundo de Carrotland al mero estilo de los mundos que vimos en Mario 64 y el clásico inolvidable Banjo Kazooie.

Jugabilidad

Mail Mole sabe muy bien lo que nos propone, esto se traduce en las mecánicas de juego y las habilidades de Molty, las cuales están relacionadas a su condición de topo. Como el desplazamiento bajo tierra y los saltos estilo delfín para superar las plataformas, la altura del salto se determinará por el tiempo que se mantenga el botón presionado y lo soltemos, además es posible en el aire caer de sentón (estilo Mario Bros) para romper cajas, otra habilidad es la de un impulso al caer Molty avanzará rápido y romperá las cajas, además de poder avanzar rápido dejando presionado el botón cuadrado en el DualShock 4.

Algo que en principio cuestioné fue la cámara que usualmente tenemos la costumbre de controlarla a nuestro gusto. En Mail Mole la cámara es fija y se mueve según el área que exploremos, no me gustó este aspecto. Sin embargo, mi opinión cambió al jugar e ir avanzando cada uno de los niveles.

La cámara nos sigue muy bien y nos muestra los secretos dependiendo la curiosidad que tengamos al navegar la fase en cuestión, notándose que está bien equilibrada y haciéndome que olvide la necesidad de controlar la cámara ya que en todo momento anticipaba mis pasos.

Mail Mole bebe mucho de elementos de Super Mario 3D World, Banjo Kazooie y Super Lucky Tale. Aunque, logra destacarse gracias a las mecánicas que propone nuestro tálpido protagonista.  Cada ‘mundo’ se conforme por 4 niveles con una temática distinta acorde al género.

Otro detalle que destaco es que tiene una capa de recolección, en la que cada nivel debemos encontrar 3 rábanos astutamente ocultos, la obtención de medallas de oro por terminar cada nivel lo más rápido posible y los atuendos con los cuales podemos personalizar a Molty.

Agregado a lo anterior, están las carreras contra unos mecha-topos que amenazan con robarle el empleo a Molty, las cuales son opcionales y enriquecen el juego. Sin sentirse como un relleno innecesario. Conforme avanzamos en los niveles, el juego nos va presentando nuevas mecánicas como ir a contracorriente en el desierto, evitar unos rodillos con picos al ir saltando sobre unas plataformas o avanzar por plataformas fantasmales que desaparecen.

Superadas y aprendidas las nuevas mecánicas, el juego nos pone a prueba en una pelea contra jefe a modo de examen. Lo cual me ha encantado, ya que siento que lo aprendido tiene un valor en la aventura.

Talpa Games ha hecho un excelente trabajo con el control, inmediatamente al controlar a Molty y hacer uso de sus habilidades se siente el amor que le han puesto los desarrolladores para entregar un juego divertido.

Gráficos

Mail Mole corre a una resolución de 1080p a 30 fotogramas por segundo estables en una PlayStation 4 Slim. Este título no es un portento gráfico, aunque esto no le quita que estamos ante un juego que tiene cariño en sus entornos y los niveles cuentan con interesantes diseños.

La animación de los personajes es sencilla y aquí es donde se notan las costuras, los diseños de los habitantes de Carrotland a momentos se notan sin vida y muy infantiles, aunque reconozco el esfuerzo en el diseño de Molty que es el más tierno y espero que algún día produzcan un peluche.

Los tiempos de carga son prácticamente ligeros de 2 a 4 segundos al entrar a cada nivel. Los diseños de cada ‘mundo’ son atractivos, ya que vamos desde playas, áreas fantasmales, nevadas y de lava, por mencionar algunos. Realmente cada nivel es distinto y no es solo una simple variación. No son enormes, pero cuentan con lo suficiente para incentivar la exploración.

Diversión

Mail Mole, tiene el sello de juego independiente muy marcado y no es algo malo, al contrario, es lo que hace que destaque entre tantas propuestas que tenemos en el género de plataformas 3D. La divisa en el juego son las zanahorias, las cuales encontraremos en exceso para poder comprar atuendos y darle una apariencia más cabrona a Molty.

El juego lo podemos terminar en unas 3 o 4 horas si vamos a lo que vamos, en mi opinión vale la pena recolectar los tres rábanos de cada mundo y obtener las medallas de tiempo, sin olvidarme de las carreras contra los mecha-topos que harán alargar la experiencia hasta unas seis horas y como ya lo dije, estos agregados se sienten naturales.

Aquellos caza-trofeos, con gusto adelanto que el trofeo platino es un disfrute por obtener y es sencillo. Sobre las vidas, aquí propiamente Molty no tiene vidas, ya que nuestro personaje puede resistir tres impactos representados por tres corazones, los cuales se pueden alargar de forma temporal comprando corazones extras.

Si se terminan los corazones de Molty, el juego nos cobrará cinco zanahorias para traernos de vuelta a la vida y no perderemos ningún ítem que hayamos recolectado. Algo que me ha desconcertado es que las balas enemigas dañarán a Molty, a pesar de que todo el tiempo está bajo tierra y resulta incomprensible cómo dañan a nuestro protagonista estando bajo tierra.

La batalla contra el jefe final me trajo bellas memorias de Ganondorf en Ocarina of Time y no es destripe, es solo que Mail Mole me ha enamorado y su precio está acorde a lo que nos ofrece en diversión y tiempo de juego.

Banda Sonora

La música es un apartado que solamente ha cumplido, Talpa Games ha utilizado canciones Creative Commons que están acorde al nivel que estemos navegando, algunas son pegajosas pero, ninguna es memorable. Talpa Games eligió buenas melodías que a momentos me hicieron sentir el ambiente bonachon de cada mundo y la tensión en las batallas contra jefes. Los efectos de sonido están presentes en cada acción que hagamos y en las batallas se siente el dinamismo.

Mail Mole no cuenta con actuaciones de voz, solamente tenemos chillidos al momento que habla cada personaje muy a lo Banjo Kazooie. Los diálogos y textos están en español de España, los modismos no son muy incómodos.

Conclusión

Talpa Games, Undercoders y Jandusoft han hecho un buen trabajo con Mail Mole, un juego plataformero 3D que cumple de maravilla al entretener, es ideal para casuales como para asiduos del género que buscan un reto.

La exploración de los niveles es satisfactoria, aunque sus diseños sin mucho detalle descorazona un poco, el sistema de juego es sencillo y disfrutable. Cuenta con textos en español de España que no incomodarán al latinoamericano. 

El juego se compone de 30 niveles que al menos nos dará cuatro horas de juego que se pueden alargar al ir por el 100% y el trofeo platino. Su precio reducido lo vuelve muy atractivo para todo el contenido de juego que ofrece

CALIFICACIÓN FINAL: 8.7/10 

Dónde Comprarlo 

Mail Mole está disponible solamente en formato digital entre los minoristas digitales: PlayStation 4 por US$14.99 dólares. Mientras que en Nintendo Switch en la eShop por MX $239.99, en PC vía Steam por Mex$ 154.99 y Xbox One MXN$228.65. En las plataformas de Nintendo, Microsoft y Steam cuenta con un precio rebajado por tiempo limitado.