Publicado el miércoles 13 enero, 2021";
Reseña| Scott Pilgrim vs. the World: The Game – Complete Edition  – El triunfal regreso de un clásico de culto

Reseña| Scott Pilgrim vs. the World: The Game – Complete Edition – El triunfal regreso de un clásico de culto

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.00 facilitada por Ubisoft Latinoamérica, título ya disponible en PlayStation 4 (versión analizada), Nintendo Switch, Xbox One, Google Stadia, Uplay+, Amazon Luna y Windows PC.

Scott Pilgrim vs the World: The Game fue un juego basado en las historietas del mismo nombre creadas por el canadiense Bryan Lee O’Malley, el título fue desarrollado por Ubisoft Montreal y Ubisoft Chengdu. Llegó hace 10 años, en específico el 25 de agosto del 2010 a las plataformas de PlayStation 3 y Xbox 360, por desgracia a finales del 2014 desapareció.

Hoy con motivo a ese décimo aniversario del lanzamiento original, finalmente Ubisoft nos concede el deseo de volver a jugarlo en una edición llamada Scott Pilgrim vs The World: The Game – Complete Edition en las plataformas de actual generación.

Historia

El videojuego es muy fiel a su fuente, es decir, las historietas de Bryan Lee O’Malley. La narrativa comienza con nuestra protagonista, Scott Pilgrim, un millennial canadiense que intenta desesperadamente ligarse a Ramona Flowers, una mensajera de Amazon.

Para lograr el antes mencionado objetivo, Scott deberá derrotar a los malvados exnovios de Ramona. Como es de esperarse de un comic que toma su estructura de los videojuegos, esto se traduce sin esfuerzo en el videojuego.

Debido a la naturaleza breve de las cinemáticas y sin actuaciones de voz, el título asume que, si estamos jugando esto, es porque conocemos la historieta o comic del cual se basa. Por lo que la historia no es explicada a detalle, en el peor de los casos podría ser incomprensible para aquellos ajenos a la franquicia.

Jugabilidad

Al iniciar el juego podremos elegir entre los personajes: Scott Pilgrim (nuestro protagonista de 24 años bajista del grupo Sex Bob-omb), Ramona Flowers (interés amoroso de Scott y la chispa de toda la historia), Stephen Still (El Talento, amigo de Scott/cantante/compositor/guitarrita en Sex Bob-omb), Kim Pine (antigua exnovia de Scott, a quién le odio eterno), además están Knives Chau y Wallace Wells.

Scott Pilgrim es en esencia un juego con estilo beat’em up (yo contra el barrio) en 2D con desplazamiento lateral, tal como lo llegamos a jugar en las clásicas maquinitas cuando íbamos por las tortillas. Asimismo, el título mantiene las mecánicas en ocasiones despiadadas de los juegos de repartir madrazos de la vieja escuela.

Las mecánicas han sido meticulosamente recreadas, si bien, el juego en apariencia se ve bonachón y sencillo, en realidad es una salvajada que ultraja a aquellos no iniciados en el género, tal como los sufrimos aquellos que vivimos los clásicos de las maquinitas a finales de los 80’s y 90’s.

Habiendo dicho lo anterior, Scott Pilgrim no es para todos y los jugadores casuales podrían encontrarse abrumados por la pronunciada curva de dificultad. Los jugadores de la vieja guardia inmediatamente reconocerán el brutal nivel de dificultad de juegos clásicos como Las Tortugas Ninja, Los Simpsons y Streets of Rage de antaño.

El juego no nos lleva de la mano en sus mecánicas, asimismo, cuenta con pequeños elementos RPG que le agregan profundidad a este juego que básicamente consiste en ‘avanzar de izquierda a derecha dándole en su madre a todo lo que se nos ponga enfrente’. 

En nuestro recorrido por el nivel nos encontraremos con tienditas que nos ofrecen mejoras de estado que ayudan a mitigar la dificultar, conforme acumulamos experiencia ganaremos habilidades y aprenderemos nuevos movimientos devastadores.

Diversión

Me ha encantado que incluso podemos golpear a los enemigos que arrinconemos de forma infinita con el tino correcto, tal como se podía hacer en los clásicos. Lo cual crea una ventana de estrategia de combate que incluso podemos replicar en las peleas contra jefes.

Como es debido, estamos ante un juego con multijugador que es altamente recomendable jugar en cooperativo con hasta 3 amigos. Ya sea de forma local y en línea, pudiendo realizar ataques en conjunto con efectos devastadores.

Abonado a lo anterior, hay cuatro modos extras que se pueden jugar en solitario o en local multijugador. Los modos son DODGE BALL, Horror de supervivencia, batalla campal (BATTLE ROYALE), Avalancha de Jefes (BOSS RUSH), que le agregan cierta variedad a la mezcla.

La campaña principal nos tomará alrededor de unas 6 a 7 horas dependiendo la habilidad y la constancia, ya que al iniciar contamos con 3 vidas. Si nuestra salud se agota se termina la partida y pasamos a una pantalla que nos pregunta si deseamos continuar, teniendo que empezar el nivel donde fuimos derrotados desde el comienzo.

Por otra parte, el juego cuenta con códigos de trucos que iremos descubriendo mientras jugamos y que le agregan un extra, ya que modifican el juego tal como sucedía con los grandes clásicos que desde la pantalla inicial se ejecutaban para darnos ciertas ventajas o cambios visuales.

Gráficos

La dirección de arte del juego es ampliamente conocida e incuestionablemente retro con esa reminiscente apariencia de 16-bits, popular en la época de las maquinitas de los 90’s, tal como lo vivimos algunos en la Sega Genesis y Super Nintendo.

Los colores son vivos, los entornos y fondos tienen una sorprendente cantidad de autenticidad a la ciudad de Toronto, con pequeños detalles como las portabicicletas circulares y los asientos en paradas de autobús.

Scott y sus amigos están renderizados ligeramente en un estilo más súper-deforme que en la historieta, aunque mantiene la inspiración del manga japonés consistente en un juego reparte madrazos callejeros.

Scott Pilgrim vs The World: The Game – Complete Edition, tiene un excelente rendimiento. En una PlayStation 4 Slim corre a 30 fotogramas por segundo a una resolución de 1080p, muy estable y no pude detectar algún fallo o error. Incluso en los momentos cuando la pantalla está plagada de enemigos, el título se mantuvo estable en todo momento.

Banda sonora

La música nos remonta aún más al pasado, en específico a la era de los 8 bits de la primera Nintendo (Nintendo Entertainment System) y es compuesta por el grupo musical Anamanaguchi. La banda tiene una reputación en la producción musical.

Aquellos videojugadores de la vieja escuela rápidamente reconoceremos mucho de los efectos de sonido de aquellos juegos clásicos como Super Mario Bros y de Sonic. En otras palabras, Scott Pilgrim es fiel a sus raíces con los juegos retro, haciéndose pasar por un juego retro a pesar de su modernidad.

Debo decir que el juego no cuenta con un menú para cambiar el idioma de los textos, así que será necesario cambiar el idioma de la consola a español de España para poder disfrutar de los textos en español. Dicho esto, el juego no cuenta con actuaciones de voz.

Conclusión

Scott Pilgrim vs. The World: The Game – Complete Edition, es un juego sólido y entretenido que definitivamente va hacia una audiencia específica. Es decir, aquellos amantes de lo videojuegos retro y videojugadores de la vieja escuela de la era del NES, así como para los seguidores de Scott Pilgrim.

Para los jugadores casuales, el nivel de dificultad podría ser un problema dada a la naturaleza implacable del juego.  Cuenta con textos en español, aunque para tenerlos activos hay que cambiar el idioma de la consola a español de España. La banda sonora y el diseño retro es una chulada. Si te da curiosidad el juego, te aseguro que valdrá la pena jugarlo

CALIFICACIÓN FINAL: 8.7/10

Dónde Comprarlo

Scott Pilgrim vs. The World: The Game está disponible en formato digital entre los minoristas digitales: PlayStation 4 por $19.99 dólares. Mientras que en Nintendo Switch en la eShop por  MX$299.00, y en PC vía Epic Games o Ubisoft Store. También lo podemos conseguir en formato físico para Nintendo Switch y PS4 por $34.99 dólares a través de Limited Run Games.