Publicado el viernes 11 noviembre, 2016";
Síntesis – Andrés Zorrilla, sensible al dolor de los maderenses

Síntesis – Andrés Zorrilla, sensible al dolor de los maderenses

  • Andrés Zorrilla, sensible al dolor de los maderenses

  • Se solidariza en todo momento con los afectados por las lluvias

  • No se olvida de la situación que están pasando miles de ciudadanos

  • La Feria de Tamaulipas

  • “El horno no está para bollos”



Isaac Molina columna Síntesis...Por: Isaac MOLINA ZAPATA

La naturaleza mostró su dureza con algunos municipios de la entidad, provocando con ello que miles de tamaulipecos se vieran afectados en sus bienes y en algunos casos hasta se perdieron vidas humanas. Afortunadamente el gobernador encabezó las acciones que permitieron una rápida respuesta para apoyar a las familias afectadas.

Sin embargo, los estragos ocasionados por las intensas lluvias no desaparecen de un día para otro, y en estos momentos aún hay numerosos ciudadanos que perdieron todo, teniendo que irse a pernoctar a casa de sus familiares.

La historia que nos contó un edil de Ciudad Madero raya en lo dramático, y no es para menos, algunas familias perdieron hasta su ropa, pues se les echó a perder debido a que sus domicilios se llenaron no sólo de agua lluvia sino del líquido proveniente de los drenajes y alcantarillas, los cuales colapsaron en apenas tres horas. Colchones, muebles, mesas, televisores, refrigeradores, trastes, enseres domésticos, en fin; hasta hubo familias que resultaron averiados sus vehículos.

En esta ocasión, la buena noticia fue que la tragedia cobró sólo la pérdida de cuantiosos bienes materiales en el sur, donde se contabilizan más de 70 mil damnificados.

Además, se declaró zona de desastre al menos en el sur de Tamaulipas, y aunque las familias afectadas no podrán recuperar al cien por ciento sus bienes, el gobierno les apoyará con una buena parte (todos esperan que así sea).

El tema viene a colación, porque hay sectores de Tampico, Madero y Altamira, en donde las personas afectadas con el temporal de la semana pasada han tenido que dejar solas sus viviendas, al perder todo, por lo que están viviendo una situación muy difícil, y aunque se dice que al mal tiempo buena cara, debe ser muy complicado que esas familias tengan el ánimo de celebrar o festejar algo (póngase en sus zapatos). Cada día se les hace eterno en espera de que lleguen los apoyos del FONDEN, aunque mientras tanto el gobierno del estado y los municipios están ayudando con lo que pueden, siendo loable la actitud del ejecutivo estatal y de los gobiernos municipales.

Pero insistimos que muchas familias de la entidad simplemente no pueden celebrar nada, como se dice coloquialmente: “el horno no está para bollos”.

Finalmente recalcar que ciudadanos de Tampico, Madero, Altamira, y de la región fronteriza principalmente, resultaron severamente afectados por los fenómenos meteorológicos, por lo que están pensando ya en cómo levantarse de la tragedia, por lo que para ellos no hay nada que festejar.

Por cierto el día de ayer el gobernador del estado, junto con alcaldes, cortó el listón de la inauguración de la Feria de Tamaulipas 2016, dando paso a las festividades que año con año se celebra en la entidad.

En un Tamaulipas lastimado por fenómenos meteorológicos, y en donde en días recientes hubo gran actividad de la delincuencia organizada, no está mal desestresarse un poco y divertirse, para olvidarse de las penas, aunque haya algunos que critican que se actúe como si nada hubiera pasado, cuando hay miles de familias tristes.

En ese tenor, y a diferencia de otros alcaldes de Tamaulipas, José Andrés Zorrilla Moreno participó en la inauguración de la Feria de Tamaulipas 2016 con la seriedad y prestancia que la ocasión ameritaba, pero consciente y preocupado por la gente de Madero que se encuentra en una situación crítica. Por eso tal vez no hizo tanta alharaca en la capital.

En el stand de Madero, Zorrilla Moreno destacó las bondades que ofrece la urbe petrolera, resaltando lugares como la playa, la escollera, el faro, la Casa de la Tierra, el Parque Bicentenario, entre otros atractivos más.

El alcalde maderense cada día sorprende más por su sensibilidad, su apego con los más necesitados, y su solidaridad con quienes precisamente en estos momentos es cuando más requieren que se les dé la mano, pero que también necesitan de un apoyo moral, el cual Andrés Zorrilla se los ha patentizado todo el tiempo, incluso desde antes de que tomara posesión el pasado 1 de octubre, cumpliendo con la expectativa de la ciudadanía.

Tuvieron que pasar muchos años para ver que un presidente de Madero se preocupara y ocupara realmente por su pueblo.

Lejos de buscar protagonismo, Andrés Zorrilla lucha por el bienestar de la gente, y brilla con luz propia por su sensibilidad con los maderenses.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.