Publicado el martes 4 agosto, 2020";
TECLAZOS – Es difícil decir, “de esa agua no he de beber”!

TECLAZOS – Es difícil decir, “de esa agua no he de beber”!

Por Guadalupe E. González

CUANDO alguien lucha por un proyecto de cabal transparencia, en donde predomine solo el precepto de honestidad, para “hacer el bien a un pueblo”, como es el caso que hoy nos ocupa: Es muy difícil decir “De esa Agua No he de Beber”, esto hoy, es precisamente, lo que se vislumbra y refleja en el nuevo Gobierno Federal, llamado de la Cuarta Transformación (4-T), porque el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, ahora que ha logrado a su anhelo político, después de tres elecciones fallidas, porque no lo dejaban llegar, “los dela Mafia del poder”, como él siempre lo soslayó, hoy él, está cayendo en los mismos viejos vicios del pasado: “lo hechos lo muestran”.

POR EJEMPLO, hoy aparte de que padecemos una muy aguda crisis sanitaria, por lo de la pandemia del Covid-19, en México, también enfrentamos la crisis económica, por la estrepitosa caída y cierre de miles y miles de negocios y la pérdida de millones de empleos en toda la geografía nacional y más aún, la crisis perpetrada por el tema de la inseguridad, la que lejos de verse aminorada o reducida, se ha disparado de manera extremadamente galopante, por lo que, en estos tres aspectos, el Gobierno de la 4-T, ha venido fallando, porque no se han generado los resultados esperados por el pueblo y prometidos por el Presidente López Obrador.

Y CLAROS ejemplos de ello, “están a la vista de la sociedad nacional”, porque mientras las crisis sanitaria, la económica y la de inseguridad, siguencreciendo araudales, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, continúaactuando alestilo líderopositor del gobierno,sin darse cuenta que ahora, él es el gobernante, profesando proceder contra la corrupción, por su dicho de “el no comulgar con este grave flagelo”, pero a la vez, él mismo, se echa encima sus palabras o dichos, porque “trajeron de España en avión privado al ex director de PEMEX Emilio Lozoya Austin, acusado de corrupción por sobornos, sostenidos con la empresa brasileña Odebrecht y éste, presunto “delincuente de cuello blanco” no ha pisado la cárcel, a pesar de ser un potencial delincuente. Instalándosele en un hospital privado, donde el ex funcionario de Petróleos Mexicanos, reposa y descansa tranquilamente. Y peor aún “ya es aliado del nuevo Gobierno de la 4-T, “por ser testigo protegido”. ¿Acaso eso, es proceder contra la delincuencia?.

SIN EMBARGO, ahora al ir transcurriendo el tiempo de este nuevo régimen federal, observamos con toda claridad que, los más de 30 millones de mexicanos que vieron en AMLO, al hombre que cambiaría al país, una gran mayoría, “yalo están reprobando”, debido a que sus propósitos políticos, “no los está llevando al pie de la letra”. Porque si así fuere, tendría que “empezar por limpiar la casa” y lanzar a la calle a “los delincuentes Primores” que ahí tiene, los que sin pena alguna, son parte de su gabinete, a pesar de que fueron paladines en los gobiernos neoliberales o conservadores, tan criticados por él. Pero, para desgracia de AMLO, “los Mexicanos ya están abriendo los ojos”. Porque no todo el tiempo, “se puede mantener engañada a la gente de un país, como el nuestro”.

Y POCO a poco, serán menos los mexicanos que, seguirán siendo ilusos o fanáticos frente a la investidura presidencial de López Obrador, porque mientras él insista en decir que esta cambiando al país, bajo el inerme argumento de “combatir la corrupción”, cuya acción a mi juicio en muy válida, en sentido opuesto,las familias de todos los estrados sociales, y más las vulnerables o las que menos tienen, están viendo y sintiendo en carnepropia que,“en México,seguimos teniendo productos petroleros caros como las gasolinas, el diesel, el gas y sus derivados, incluso la energía eléctrica, sin olvidar los elevados costos de la canasta básica y eso, en mi punto de vista, “sigue impactando de manera brutal en el bolsillo del trabajador” que percibe un salario mínimo, salvo que, algún especialista en la materia, “nos pueda decir lo contrario”.

RECORDEMOS que, ante las graves circunstancias socio-económicas que, seguimos viviendo en México, con sus muy mínimas ventajas de provecho para el ciudadano, “México no está teniendo” el cambio radical prometido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque los flagelos de corrupción,impunidad, así como los agravioseconómicos y toda la gama de perjuicios que, siguengenerándose en todo lo largo y ancho del país, no hapermitido, al anhelado deseo de progreso y real desarrollo, esperado por las familias que son las que, “siguen confiando ver cristalizadas” las hasta hoy, falsas promesas del Presidente”.

EXPRESAMOS lo anterior, porque todo mundo recuerda que AMLO, en sus marchas y luchas sociales contra los malos gobiernos del pasado, “gritaba a los cuatro vientos” en el zócalo de la ciudad de México que, “ÉL, NUNCA HARÍA TRATOS CON DELINCUENTES” y para ello, hoy el Presidente LÓPEZ OBRADOR que, podrá decirnos respecto, ¿A qué está haciendo con el ex director de Pemex EMILIO LOZOYA AUSTIN?, al “dejarlo hospitalizado y no en una cárcel”, porque este señor, está acusado de corrupción en la FGR, por ¿los sobornos, concertados entre él y la empresa Odebrecht. Esto merecería una justa respuesta y, “no tantas salidas extra judiciales”, como las que ha venido propagando el Gobierno Federal.

Y COMO dijo un colega que, “son tantos los malabares políticos” instrumentados por el Presidente Andrés Manuel, que él mismo, “va tejiendo su telaraña y podría envolverse en la misma”. Y aclaro, con todo respeto que, no estamos en contra del Presidente, pero si tenemos que decir o exponer nuestros puntos de vista que son válidos, porque son derechos inalienables e intransferibles, a los que todos los mexicanos tenemosla oportunidad y obligación de exponer y el propio mandatario mexicano lo admite y sostiene. Y por esta razón, tenemos que decir lo que a muchos no nos parece, respecto a al quehacer público y político del actual gobernante mexicano, porque él, cómo humano, obviamente, también se equivoca. ¿O no?

PARA FINALIZAR, les comentó que, si los Presidentes del pasado, “fueron unas lacras sociales”, el actual, con lo que ha venido haciendo en 20 meses de mandato, “ya trae encima sus pecadillos”. Por eso repito y reitero: “Nunca digas de esa agua no he de beber”.

Por hoy es todo y hasta mañana.-

Para sugerencias y puntos de vista en general al email: lupeernesto@yahoo.com.mx