Publicado el martes 12 enero, 2021";
Todos piden ser gobierno… pero no dan el kilo.

Todos piden ser gobierno… pero no dan el kilo.

El Covid-19 brotó desde China al mundo entero, la ciencia médica tardó poco menos de un año en desarrollar una vacuna que hiciera inmune a los humanos ante el silencioso y mortal virus; sin embargo, como si fuera un asunto de estrategia y abogacía, el Coronavirus mutó y desde el Reino Unido, una versión moderna de su letalidad vuelve a poner en jaque al planeta tierra.

Sin distinción, el Covid-19 y la cepa conocida como B117, ataca y contagia a los animales con dos piernas, me refiero a los seres humanos y hasta a los cuadrúpedos; la primera versión del Covid-19, ya alcanzó una mortalidad cercana a los 2 millones de personas.

En Wuhan, China, se cumplió el primer aniversario luctuoso de la persona número uno en el mundo que perdió la vida, mientras que en aquel país de oriente, la ciudadanía y su gobierno celebran el regreso a la normalidad en su afán de borrar en la memoria que fueron el epicentro de la tragedia y alteración global.

En México, uno de los países con mayores complicaciones para frenar la pandemia y propagación del virus, aún no se cumplen 12 meses desde que se detectó el primer contagio, y ya se reportó al portador uno de la cepa B117, que según los reportes internacionales es aún más mortífero que el Covid-19.

Políticamente hablando, no sé si al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, le caiga como anillo al dedo que la primera persona contagiada de Coronavirus en México, haya sido reportada en su estado a principios del 2020. Hay muchas regiones del país en donde por ignorancia o sabrá Dios por qué, hay quienes creen que la entidad tamaulipeca es un municipio de Nuevo León; al caso número uno de covid en el país le permitió a Cabeza de Vaca, ser escuchado en el más lejano rincón a su capital Ciudad Victoria.

Pero eso no es todo, como si fuera  adrede, la primera persona portadora de la cepa B117 entre los mexicanos, se identificó otra vez en Tamaulipas, y para colmo de males, ya hay más pacientes en calidad de sospechosos con este mismo contagio.

Le digo que todos quieren ser gobierno y ninguno da el kilo. Estamos en un proceso electoral en el que a como dé lugar los adversarios de los presentes mandatarios tomarán la pandemia para señalar los errores del actual régimen, ya sea en el orden federal como estatal o municipal; áreas en donde ninguno se salva pues a todos el coronavirus puso en aprietos hasta  evidenciar su ingobernabilidad pues no hay entidad que haya sido ejemplar en el manejo de la contingencia.

Ni el supuestamente más fregón de los doctores, pues por más porras que el presidente Andrés Manuel le eche a Hugo López-Gattel, nos hará creer que supo dominar la pandemia sino todo lo contrario; es más, perdió toda credibilidad, respeto y hasta cubrió con una losa de miles de muertos la Cuarta Transformación.

Le digo, nadie se salva, ni nosotros los votantes; pues las reglas y exhortos hemos ignorado, mientras que el Covid-19 y la cepa, más fuerza han tomado.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608