Publicado el miércoles 23 marzo, 2016";
ACONTECER – La Plaza de los Indigentes y Ambulantes de Tampico

ACONTECER – La Plaza de los Indigentes y Ambulantes de Tampico

Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

El puerto de Tampico sigue sufriendo el descalabro de sus gobernantes, aquellos que destruyen el patrimonio arquitectónico y urbano, que para justificar el derroche de recursos públicos destruyen el primer cuadro de la ciudad, cuando en realidad Tampico necesita obras verdaderas, que resalten el valor del heroico puerto con su paisaje urbano original, la dizque plaza “Hijas de Tampico” no es la magna obra ni es el detonante de la ciudad, porque ya existía este espacio, y lo de hoy nada que ver, este parque no cuenta con un quiosco ni algún monumento, ni nada que le dé un valor arquitectónico o histórico.       

Algunos ciudadanos comentan que esta plaza no cambiará a Tampico en nada, ni las calles peatonales, lo que Tampico necesita es gobernantes con visión, que conozcan la historia para que valoren a los héroes que lucharon por Tampico, que no le mientan a los ciudadanos, esta plaza pronto se convertirá en dormitorio de indigentes y borrachos, y no faltarán comerciantes que ofrezcan su mercancía a los parroquianos, además de la falta de vigilancia y otras calamidades, como las que sufre actualmente el mercado “Manuel Avila Camacho”, zona que MAGDALENA PERAZA GUERRA y GUSTAVO TORRES SALINAS han convertido en tierra de nadie.

La plaza “Hijas de Tampico” ya pasó a la historia del olvido, porque cuando no hay un motivo para enaltecer este sitio se convierte en basurero clandestino, porque esas fueron las últimas demandas de los locatarios en los años 90, el parque era nido de facinerosos y canes callejeros que estaban de paso, y hoy Tampico no ha cambiado en ese aspecto, las policías Estatal y Federal no son suficientes para atender a los tampiqueños, para que un sitio sea visitado por turistas  tiene que tener un atractivo fuera de serie, que sorprenda a los extranjeros.

Con esta obra de relumbrón GUSTAVO TORRES no podrá engañar a los tampiqueños, y menos a los que sí conocen la historia del puerto, ciudadanos que todos los días transitan por las viejas calles del mercado, la memoria colectiva es testigo de unas obras que no marcan un parteaguas, sino todo lo contrario, son obras que hablan de la pobreza de proyectos que pongan a Tampico en alto, desde el sábado se hacen trabajos a marchas forzadas, porque el tiempo de vacaciones ya está encima y todo el centro es un caos, calles bloqueadas con cerros de tierra, varillas, tubos, máquinas, los  turistas se llevarán una pésima imagen de Tampico.