Publicado el jueves 20 octubre, 2022";
Están bien Borolas

Están bien Borolas

Es por demás con los tamaulipecos y sus residentes; pobre Tamaulipas teniendo en el territorio por más de 12 horas al hombre más importante de la nación, se ocupan en restregarse en la cara los avances de uno u otro grupo político.

Son confrontaciones innecesarias y estériles que lejos de fortalecer la paz social, provocan la carcajada de los hombres que tienen de rodillas al país entero.

Realmente nunca entendí la misión de trasladar el gabinete presidencial a la capital del estado, tampoco la desesperada visita de Andrés Manuel López Obrador para cobijar al gobernador Américo Villarreal Anaya en pleno otoño; no quisiera pensar que solo es para asegurar la curul en el senado que quedó acéfala tras el accidente del senador Faustino, no, en realidad no quisiera creer que este movimiento colosal del aparato de gobierno, fue solo para celebrar la salida de los que se fueron y para garantizar – insisto – la senaduria, aunque de ser así, tampoco asombraría, pues como sabemos, la política es una de las más nauseabundas profesiones.

Pero de ellos podemos esperar eso y más, lo que asombra es la debilidad y divisionismo tamaulipeco. Por un lado los cabecistas, vanagloriándose de los datos duros presumidos por las fuerzas federales en materia de seguridad, del otro lado, el grupo que había sido desplazado pero hoy de regreso con la casaca de MORENA diciendo que en apenas 20 días, Américo arregló Tamaulipas… ¡Leer para creer!

A los organismos camarales, generadores de riqueza y sociedad civil en general habría que preguntarles s si saben si realmente el gobernador presentó al presidente las necesidades prioritarias de los tamaulipecos, y cuestiono con respeto: ¿los proyectos regionales que abordó en público el jefe del ejecutivo estatal son los que añoran, en base a a su prioridad?

Villarreal comenzó su exposición con las necesidades de la frontera con Estados Unido en Nuevo Laredo, lo relacionado a la situación del Hospital General; para Reynosa: Planta de fertilizantes, además un Proyecto de Movilidad: Reynosa-Matamoros. Ya en la costa fronteriza, la urgencia de aumento de conducción de Kilowatts; la conclusión de la obra del Hospital General Matamoros; en San Fernando, de acuerdo a los estudios del GobTam, la oportunidad de desarrollar una Planta de Alimentos Balanceados.

Llegamos a la zona centro del estado, la capital Ciudad Victoria y su urgente necesidad de tender la Segunda Línea de Acueducto; en Tula, Américo ve algo primermundista relacionado a un Parque Fotovoltáico, y para la Zona Metropolitana de Tampico: la política y crítica situación del Hospital General de Ciudad Madero; planteó un proyecto de Movilidad Tampico – Altamira
D.O.T. – (Desarrollo Orientado al Transporte); la Rehabilitación Integral del Sistema
Lagunario Rio Tamesi; la Rehabilitación del Centro Histórico Tampico.

Aún para la zona costa sur, en Soto la Marina, la activación de Unidades Pesqueras y Acuicolas; en la región de El Mante – alentador-, la Reactivación del Ingenio Mante- Xicoténcatl.

¿Estamos de acuerdo? ¿Los alcaldes consideran que son las necesidades básicas de las regiones del estado?

La mañanera me parece que estaba de más, inflar el ego del dueño del circo ya era demasiado, ¿y qué? ¿para qué?, ya no era necesario… el presidente y su gabinete se habían reunido por largas horas con el representante popular y responsable de la gobernabilidad estatal, más ya no podríamos esperar, Américo tuvo al jefe del ejecutivo federal para él solito; porque en la ya absurda y sobrada mañanera como siempre, el presidente iba a responder con puras vueltas y sus respectivos datos. Ya ve cómo ignoró la pregunta del colega Francisco Rojas de Reynosa. El periodista le puso en la pista la crisis de inseguridad en la Ribereña, donde “se garantiza el paso pero no el regreso”, eso dijo Paco, y no es una mentira, es la dolorosa realidad, AMLO respondió sin compromiso.

Ah, pero de la zona de la Ribereña, de esa no hablan los aplaudidores de Américo, en dónde al inicio de la tercera semana de su mandato, ya le dio los primeros dolores de cabeza; tampoco los hijos de los vientos de cambio se acuerdan que no pudieron con esa franja territorial, porque si vamos hablar de logros, hay algo que no hemos dicho y se tiene que decir: Egidio Torre Cantú aún y con toda su personalidad aparentemente indiferente a los problemas de los tamaulipecos, se armó de valor, puso la mesa y las sillas para sentar a Marinos, Soldados, Policías Federales, agentes migratorios y extirpó la Policía local para darle la cara al Gabinete Nacional de Seguridad que instruyó Enrique Peña Nieto se trasladará hasta Tampico el 26 de mayo de 2014, para poner las bases del tamaulipas del presente, de un estado que ayer un día si y otor también daba la nota nacional de inseguridad, pero que después de aquel encuentro de Miguel Ángel Osorio Chong con las fuerzas económicas, sociales, productivas y gubernamentales se comenzó a escribir una nueva historia, se dio fin a los diarios de violencia, y los logros que presumieron hoy cabecistas y obradoristas.

Entonces, deberían aceptar que Egidio, Peña, Osorio y sus respectivos colaboradores, les plancharon el camino.

En la intimidad… Tamaulipas ya vivió dos etapas muy violentas y los que llegan al poder no han entendido que también se mueren, que también los atraviesa una bala y que por más vigilancia que tengan, siempre hay un resquicio en su aparato de seguridad para entrar y hacerles ver la realidad en carne propia.

Síganle así, y más tarde que temprano lo verán, lo mejor es jamás de trabajar por Tamaulipas.

Por cierto, tanto alboroto para tapar un hoyo de 2 mil millones de pesos y abrir otro de la misma cifra, porque eso de adelantar prerrogativas, no es solución, es solo un placebo completamente engatusador.

[email protected]
@dect1608