Publicado el martes 10 enero, 2023";
Intel presenta procesadores escalables Xeon de 4ª Generación, CPU y GPU de la serie Max

Intel presenta procesadores escalables Xeon de 4ª Generación, CPU y GPU de la serie Max

Intel destaca la amplia adopción por parte de la industria de los principales CSP, OEM, ODM e ISV, y muestra un mayor rendimiento en IA, redes y computación de alto rendimiento.

POR: HUGH BELMONT ([email protected])

Intel tuvo uno de sus lanzamientos más históricos: la presentación de los procesadores escalables Intel Xeon de 4ª Generación (nombre código Sapphire Rapids), la serie Intel Xeon CPU Max (nombre código Sapphire Rapids HBM) y la serie Intel Data Center GPU Max (nombre código Ponte Vecchio). Con esto, sus clientes verán un gran avance en cuanto a rendimiento, eficiencia y seguridad de los centros de datos, así como nuevas capacidades de IA, nubes, redes y edge; y las supercomputadoras más potentes del mundo.

Mediante el trabajo conjunto con sus clientes y socios con los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación, Intel brinda soluciones y sistemas diferenciados a escala para responder a sus mayores desafíos de computación. Con su enfoque exclusivo de aceleración especialmente diseñada que prioriza las cargas de trabajo, así como software altamente optimizado para cargas de trabajo específicas, Intel puede ofrecer el rendimiento adecuado con la potencia ideal para optimizar el TCO.

Así lo comentó Sandra Rivera, vicepresidenta ejecutiva de Intel y directora general del Grupo de Centros de Datos e IA:

“El lanzamiento de los procesadores escalables Intel Xeon de 4ª Generación y la familia de productos de la serie Max representa un momento crucial para impulsar el cambio de rumbo de Intel, reactivar nuestra ruta hacia el liderazgo en centros de datos y ampliar nuestra presencia en nuevos ámbitos.

Los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación y la familia de productos de la serie Max son exactamente lo que los clientes buscan: rendimiento y confiabilidad máximos dentro de un entorno seguro para sus necesidades reales, lo que permite crear valor más rápido y potenciar su ritmo de innovación”.

Ventajas importantes en cuanto a rendimiento y sustentabilidad con la aceleración máxima incorporada

Actualmente, hay más de 100 millones de procesadores Intel Xeon instalados en el mercado: desde servidores locales que ejecutan servicios de TI, incluidos los nuevos modelos de negocio «como servicio», hasta equipos de red que gestionan el tráfico de Internet, pasando por la computación de estaciones base inalámbricas en el edge y los servicios en la nube.

Tomando como base la innovación y liderazgo en centros de datos, redes y edge inteligente durante décadas, los nuevos procesadores Intel Xeon de 4ª Generación ofrecen un rendimiento destacado con los máximos aceleradores integrados de cualquier CPU a nivel mundial para responder a los desafíos de computación más importantes de los clientes en materia de IA, análisis, redes, seguridad, almacenamiento y HPC.  

La plataforma Xeon con más funciones y más segura hasta ahora

Al representar la mayor transformación de la plataforma que Intel ha realizado, los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación no solo permite una aceleración impresionante, sino que también es un logro en cuanto a fabricación, ya que combina hasta cuatro placas Intel 7 integradas en un único paquete, conectadas mediante la tecnología de paquetes Intel EMIB (Embedded Multi-die Interconnect Bridge), y ofrece nuevas funciones como un mayor ancho de banda de memoria con DDR5, un mayor ancho de banda de E/S con PCIe5.0 y la interconexión Compute Express Link (CXL) 1.1. 

La seguridad es la base de todo. Con los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación, Intel ofrece el portafolio de productos de computación confidencial más completa de cualquier proveedor de silicio para centros de datos del sector, lo que mejora la seguridad de los datos, el cumplimiento normativo y la soberanía de los datos.

Intel continúa siendo el único proveedor de silicio que ofrece aislamiento de aplicaciones para la computación de centros de datos con Intel Software Guard Extensions (Intel SGX), que proporciona la menor superficie de ataque de la actualidad para la computación confidencial en entornos privados, públicos y de la nube al edge. Además, la nueva tecnología de aislamiento de máquinas virtuales (VM) de Intel, Intel Trust Domain Extensions (Intel TDX), es ideal para trasladar aplicaciones existentes a un entorno confidencial, y debutará con Microsoft Azure, Alibaba Cloud, Google Cloud e IBM Cloud.

Por último, con la arquitectura modular de los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación, Intel puede ofrecer una amplia gama de procesadores a través de casi 50 SKU dirigidas para los casos de uso o aplicaciones de los clientes, desde SKU convencionales de uso general hasta SKU diseñadas específicamente para la nube, bases de datos y análisis, redes, almacenamiento y casos de uso de edge de un solo socket.

 La familia de procesadores Intel Xeon de 4ª Generación es compatible con On Demand y varía en cuanto al número de núcleos, frecuencia, combinación de aceleradores, consumo de energía y rendimiento de la memoria, según convenga para los casos de uso y factores de forma que respondan a las necesidades reales de los clientes.