Publicado el viernes 18 noviembre, 2022";
La nueva versión de NXIVM

La nueva versión de NXIVM

La “Movilización y Unidad”, una estrategia interna del partido MORENA de cara a la elección a gobernador de Tamaulipas, convocó a sus liderazgos estatales en el Hotel “Arenas del Mar”. Ese día conocí al ahora Secretario General de Gobierno, Héctor Joel Villegas González; sonreía, se sentía cómodo en Ciudad Madero, donde nace la esperanza transformadora.

Era el invierno del 2021, un 29 de enero y no estaba presente el senador Américo Villarreal Anaya pero sí Lupita Covarrubias, la diferencia es que Villarreal Anaya se había visto a solas con Mario Delgado en el Hotel Hotson de Tampico -antes Camino Real-

El morbo del encuentro en el municipio presidido por Adrian Oseguera Kernion era la convocatoria para elegir candidato a jefe del ejecutivo estatal, pero también se había dicho que el ex priísta y en ese tiempo panista Miguel Gómez Orta iba a ser presentado como la nueva adquisición y el principio de la desarticulación cabecista; ni una cosa ni la otra, bueno, ni siquiera ratificaron a Erasmo González Robledo “el hombre fuerte del Tamaulipas de hoy”, como aspirante a la reelección para Diputado Federal, en pocas palabras el morenismo tamaulipeco se sentía blando, débil, sin fuerza.

El resto es historia. Erasmo, pasó de ser señalado como «vende candidaturas» a la consolidación del más poderoso morenista, según comentan; Américo, gobernador; Lupita, sigue siendo un negrito en el arroz para el senado, incluso para el morenismo local, y “el calabazo”, se convirtió en el segundo al mando en la entidad.

Aquella mañana de enero, Héctor Joel estaba tras bambalinas, despechaba gente de todos los tamaños en cortito y rapidito, pude percatarme que era diferente al intransigente sordo, ciego y mudo morenista, además, por un momento conversó largo y tendido con uno de los más analistas de la política tamaulipeca, un personaje que siempre está presente más no visiblemente. Supe entonces que Hector Joel, podría ser una pieza interesante.

Ya convertido en secretario general de gobierno, me tocó encontrármelo en Altamira donde Armando Martínez Manríquez tiene uno de los bunkers más significativos de toda la entidad, es más, sus labores de inteligencia lograron sortear al mismo Juvenal hasta dos y tres veces, por eso Martínez Manríquez tiene toda la confianza no sólo de Erasmo, sino de Americo también.

Si embargo, el 10 de octubre cuando me volví a encontrar con Hector Joel Villegas González, percibí a un funcionario disperso, ausente y distraído, es más, no supo que decir respecto a la ausencia en el gabinete de la ex alcaldesa Maki Ortiz o El Betico; se puso nervioso cuando esa era la pregunta más fácil y básica para el encargado de la política interna de Tamaulipas, pero no, solamente pudo fruncir el ceño y pelar los ojos.

Para variar hace un par de días desde la sala de prensa del GobTam comunicaron que el Secretario General de Gobierno, sin dar nombres, ni mostrar pruebas pero eso sí, con mucha saliva aseveró que son los panistas y ex colaboradores de Cabeza de Vaca los que generan el caos y lanzan amenazas en redes sociales en contra de la 4T tamaulipeca.

El funcionario de primer nivel y uno de los que ostentan el cargo más crítico de todo el Gabinete, sentenció que los actores políticos que tanto daño hicieron a Tamaulipas en el sexenio anterior, quieren seguir sembrando campañas de terror entre la población, aún estando fuera del estado y algunos de ellos en calidad de prófugos de la justicia.

No recuerdo a ningún secretario general de gobierno con zapatos de líder de manzana o jefe de colonia y si don Héctor Joel sigue así, va a terminar como Gaston Arriaga Lacorte, sí, siempre muy amigo de Adrián Oseguera pero lejos, allá en donde nadie lo ve… Ojalá que no suceda.

En la intimidad… El conservador, actor y productor de cine José Eduardo Verástegui Córdoba, está siendo vinculado a las acusaciones en contra de su amigo y ex manager Toño Berumen, supuestamente victimario de abuso sexual.

El galán tamaulipeco es uno de los latinoamericanos más influyentes en el mundo, principal defensor de la vida, uno de los más fieles promotores de Donald Trump y además, anti progresista.

Eduardo Verástegui, católico y guadalupano hasta su última célula va a enfrentarse a una batalla tan grande y escandalosa como lo fue el descubrimiento de la secta sexual NXIVM.

Eso sí, a diferencia de Keith Raniere y sus allegados, Verástegui ya anda preguntando quién está detrás de esos ataques a su persona.

[email protected]
@dect1608