Publicado el domingo 21 febrero, 2016";
NI A SOL NI A SOMBRA

NI A SOL NI A SOMBRA

*** Partidos políticos se intercambian camisetas en sucesión de gobiernos



* Se cocina un podrido potaje de corrientes partidistas

* Precandidaturas: Una burla más para las militancias

* “Vividores” del erario, crean aberrante mezcolanza

Por RAMÓN PADILLA LOO

Intereses “oscuros” se ciernen en el panorama de Tamaulipas. Con la llegada de partidistas del tricolor a las huestes del albiazul, señal inequívoca de que esas precandidaturas vienen a debilitar tanto al PRI como al mismo PAN que, como en un escaparate, se exhiben en toda su vergonzante plenitud demostrando, una vez más, que la democracia no ha existido, ni existirá jamás.

¿Qué tanto debe de pagar un pueblo, sojuzgado por unos cuantos “vividores” de la política y del erario público?, quienes están con el dedo en el renglón y no van a dejar de hacerlo, hasta no conseguir y asentar a sus “lacayos” en cargos de elección popular. Para que después procedan con avidez a devorar los jugosos presupuestos que se les asignan a los gobiernos, para continuar con la vida ostentosa y licenciosa que durante mucho tiempo se han dado unos cuantos y, en muchas de las ocasiones, más de los mismos.

Por toda la geografía tamaulipeca se han escuchado múltiples comentarios en cuanto a la falta de seriedad y verticalidad de los actuales y futuros gobernantes y legisladores, de que si en realidad profesan una verdadera vocación de servicio. Pues ya es común que después de que son electos, ya sea el gobernador en turno, así como los diputados y alcaldes de los municipios en esa entidad, resulta que nada más se benefician ellos, sus familias y sus grupos de amigos.  

Pero ahora, actualmente ya se ha rebasado esa intención o propósito, ya que, desde la aspiración y la pretensión de querer llegar a ser un precandidato a gobernante estatal, municipal o legislador, enseñan y denotan sus aviesas intenciones, que son servirse del presupuesto y del erario gubernamental. Donde sin miramientos de ninguna índole, se olvidan de la ciudadanía, de las situaciones de riesgo que mantiene a una sociedad atemorizada por la falta de la seguridad pública y más aún del progreso de una comunidad que, se encuentra estancada y sujeta a intereses mezquinos de unos cuantos políticos carentes de toda honestidad.

Tan solo para referir algunos ejemplos, tenemos que en el sur de Tamaulipas, para ser precisos en la ciudad de Tampico, el PRI dejó de ser el partido de las mayorías, pues en la próxima contienda electoral, este 5 de Junio del presente año, lo hará en coalición con el PVEM (Partido Verde Ecologista Mexicano) y el PANAL (Partido Nueva Alianza) partidos que han sido prácticamente las comparsas del tricolor, nada más que ahora es a la inversa, ya que -eso dicen los ciudadanos- el de la comparsa hoy es el PRI.

Es por eso que, en lo que concierne a los precandidatos, tanto del PRI y del PAN, en la zona conurbada del sur tamaulipeco, se han dado innumerables comentarios que se hacen dentro de la sociedad civil e incluso entre los propios militantes de esos partidos políticos que están viendo cómo se desmorona esa supremacía que poseían hasta antes del 2016. Donde ahora se exhiben en su total y galopante desnudez política, a falta de aquel poder de convocatoria que ambos tenían, así como de su ya frágil militancia partidista y que ahora lo que han logrado con esa acción es haber creado una figura bizarra y degradante que piensan que podría resultarles para ganar un puesto de elección popular.

El PRI: Al haber permitido que se designase como precandidata a alcaldesa de nueva cuenta a Tampico, ahora en coalición con el PVEM y PANAL, a  una “aventurera” de la política como lo es la “Profa” MAGDA PERAZA GUERRA, que ya tuvo ese cargo por el PAN y que ahora, sin el menor recato y con toda la saña que siempre la ha caracterizado y ha demostrado, al conducirse por los vericuetos de ese camino que se dice es “democrático” y lo único que ha quedado de manifiesto en ella es la traición, la avaricia y lo que ha logrado es la descomposición de toda una ideología partidista. Ya que es inconcebible que la “Profa” resguardándose en su camaleónica y aberrante personalidad, haya logrado poner de rodillas a toda una institución partidista, como es el PRI y haber acordado en pleno contubernio con el actual gobierno estatal, y además haber logrado unificar a través de la perversión y maldad política con las dirigencias de esos partidos coaligados con el tricolor, que ya todos saben cómo se las gastan, en esas siglas partidistas, para poder posicionarse en las administraciones públicas de gobierno y seguir “mamando de la ubre” presupuestal… Ya nada más faltaría, que lo de menos sería, erigir una efigie en pleno corazón de Tampico a la “Profa”, para que así la adorasen los que la quieren de nuevo como alcaldesa.

Mientras que, por el “bando” del PAN, que más bien se debería decir “PRIAN”, esto sucedido en la próspera ciudad de Altamira, se vienen cobijando TRES “ex priístas”, ampliamente reconocidos por la ciudadanía de ese municipio: Los precandidatos a la alcaldía ALMA LAURA AMPARAN CRUZ, esposa de un ex alcalde priísta de esa municipalidad y los que buscarán ganar sendas curules en el Congreso del Estado; para la bancada “prianista” JOSÉ CIRO HERNÁNDEZ ARTEAGA, ex funcionario municipal y estatal de regímenes priístas, y VÍCTOR ADRIÁN MERAZ PADRÓN, también ex funcionario del actual ayuntamiento administrado por el PRI.

Estos tres personajes llegan a formar parte del “nuevo PRIAN” en esa ciudad que, a decir de la militancia, la verdadera militancia que, ya está tomando cartas en ese asunto, pues se siente y ha sido desplazada de facto, por personajes que lo único que buscan es infiltrarse en ese partido para mantener su permanencia en el poder socio-político-económico a través de unas siglas que, incluso, de seguro ni conocen y que solo por el hecho de proseguir usufructuando y medrando en la función pública buscan con ello, en esa otra trinchera, acomodo para sus “oscuros” intereses.

Mas parece que no todo les ha de resultar fácil, puesto que la “resistencia” panista que representa gente como: SILVIA CACHO TAMEZ, ISAAC REBAJ SEVCOVICIUS, NICOLÁS ÁLVAREZ BETANCOURT, MARICELA CERVANTES, ARTURO ESPARZA PARRA, LINDA EMIGDIA JUÁREZ, entre otros más, han dicho que no permitirán que esos “ex priístas” se lleven la estafeta que por derecho les pertenece a los militantes que, como ellos, permanecen y siempre se han sostenido dentro de esa ideología partidista, la de los verdaderos herederos de los principios y la doctrina del partido de la “ultraderecha”, que tiempo después pasó a ser únicamente “la derecha”, debido a las adecuaciones que se han venido haciendo de generación en generación, pero que sigue identificándose como la de los conservadores y que a pesar de las negociaciones que están llevando a cabo desde la cúpula y del CDE de su partido, principalmente con los “desechos” del PRI, defenderán su postura, no importando que recientemente se haya declarado por parte del dirigente estatal del PAN en Tamaulipas, “el Truco” CÉSAR AUGUSTO VERÁSTEGUI OSTOS, que… “el PAN no pertenece a los panistas, es para que los panistas le ofrezcan a la sociedad una fórmula para sacar adelante a Tamaulipas”.