Publicado el jueves 4 febrero, 2016";
No hay feminicidios…

No hay feminicidios…

David Ed Castellanos Terán

@dect1608



 

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas (PGJE) integró más de 600 averiguaciones previas por homicidios contra mujeres durante los primeros 11 meses del 2015. Pero ninguno fue catalogado como feminicidio.

De acuerdo con las mismas estadísticas de la PGJE de enero a noviembre de 2015, se integraron 637 averiguaciones por homicidios dolosos contra ciudadanas tamaulipecas, irónicamente la ciudad de Matamoros que preside la alcaldesa Leticia Salazar Vázquez, representa el municipio más peligroso para las mujeres de la entidad pues tan sólo en el último año se registraron 145 asesinatos; en la misma frontera de Tamaulipas pero en Reynosa donde comanda la administración  el edil José “Pepe” Elías Leal,  fueron 79 casos; Nuevo Laredo, sumó 76 y el municipio de Río Bravo, presentó 65.

En Ciudad Victoria, la capital del Estado gobernado por Egidio Torre Cantú y que está a cargo de Alejandro Ettiene Llano que acaba de pedir licencia (quien por cierto quiere ser Diputado Local), registró 52 feminicidios; por su parte la ciudad de Valle Hermoso tuvo 35 casos; mientras que en Tampico, capital de las huastecas, fueron asesinadas al menos 27 mujeres; en Altamira, también al sur de Tamaulipas, se reportaron 22 homicidios; en Ciudad Madero, 18; San Fernando, 15; mientras que Güémez e Hidalgo, igualaron con 13 asesinatos cada uno.

Sin embargo, para Olga Patricia Sosa Ruiz, Diputada Presidente de la Comisión de Equidad de Género del Congreso de Tamaulipas, es alarmante que ninguno de estos casos haya sido reportado como feminicidio, pues en muchos de los casos, se trata de ataques severos hacia las féminas, hay casos de decapitadas, desmembradas, ultrajadas sexualmente y asesinadas con lujo de violencia.

Pero al cierre del año pasado, la cifra en Altamira se disparó de una manera muy peculiar pues según los reportes oficiales que guarda la congresista tamaulipeca, en este municipio de la zona costa de Tamaulipas, son asesinadas en promedio dos mujeres por semana, “no son hechos aislados, es alarmante lo que sucede en Altamira”, exclamó Sosa Ruiz.

Pero no solamente se trata de mujeres asesinadas, la delincuencia que sigue y sigue, ha elevado también los casos de mujeres desaparecidas a tal grado que no han podido ser contabilizados por el Gobierno de Tamaulipas.

Uno de los más recientes y escalofriantes acontecimientos relacionados con ataques a mujeres, se registró precisamente en la ciudad de Altamira a mediados de enero de 2016, cuando unos pobladores del Ejido Medrano, encontraron los restos de una mujer decapitada e incinerada; de este hallazgo no hubo reporte oficial por parte del Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT), se trataba de una mujer de oficio taxista que días antes había sido reportada en redes sociales por sus familiares como desaparecida. A la fecha éste como muchos otros casos han quedado impunes.