Publicado el miércoles 23 diciembre, 2020";
Síntesis – ¿Con Jaime, estrategia o exceso de confianza?

Síntesis – ¿Con Jaime, estrategia o exceso de confianza?

*** ¿Con Jaime, estrategia o exceso de confianza?

*** Dice conocido refrán que… “Del plato a la boca se cae la sopa”

*** La moneda sigue estando en el aire

Por: Isaac MOLINA ZAPATA.

Desde hace algunos años el Partido Acción Nacional ha sido muy atinado en la selección de sus candidatos en cada elección, lo que ha generado excelentes resultados, que le han valido ser hasta el momento el partido dominante en Tamaulipas. La prueba son la mayor cantidad de alcaldías, diputaciones locales y obviamente la gubernatura.

Por ello es extraño que de la noche a la mañana y sin que aún sea un pronunciamiento oficial, las redes sociales sean inundadas con la versión de que Jaime Turrubiates Solís sería su candidato a la alcaldía maderense; Joaquín Hernández Correa a la diputación federal y Carlos Fernández a la diputación local.

Y es que todo Madero sabe y se acuerda del triste papel que hizo Turrubiates Solís como presidente municipal.

Fiel a su filosofía, Jaime creyó que la presidencia municipal era una empresa para hacer negocio, olvidándose que tenía que hacer obras en beneficio de la colectividad, y por ello no le importó pelearse con casi la mitad de los líderes de colonos, medios de comunicación, prestadores de servicios, incluso con el sindicato de trabajadores al servicio del Ayuntamiento (SUTSHA).

Lo anterior da pie a pensar que el rumor “oficial” de que Jaime Sí Va, podría tratarse de una estrategia para que los adversarios políticos se confíen de que la tendrían fácil, y al final envían a un prospecto mucho mejor, y con garantía de triunfo. De otra forma se estaría ante un exceso de confianza tal, que sería como querer ganar una elección con los ojos cerrados.

“DEL PLATO A LA BOCA SE CAE LA SOPA”

Entre los dichos y refranes de la cultura mexicana, uno muy sonado y que casi siempre resulta cierto es el que dice: “Del plato a la boca se cae la sopa”. Este se refiere a que cuando se tiene algo supuestamente seguro, repentinamente se esfuma de las manos, se suspende, se cancela, etc.

Y al parecer algo de eso podría sucederle al supuesto candidato a la alcaldía de Madero Jaime Turrubiates Solís, ya que desde que se filtró la información de que sería el bueno por el PAN en la urbe petrolera, han llovido los comentarios negativos hacia su persona, sobre todo de aquellos que tuvieron ciertas y bien fundadas inconformidades por su forma de gobernar; y qué decir de los militantes del PAN, que exigen como candidato a alguien que sea panista de verdad, no un “chapulín”.

Como se dice en el argot futbolístico que por cierta está de moda: esto no se acaba hasta que se acaba, así que no hay que confiarse, y mientras no haya un anuncio oficial y sea aceptado un registro ante las autoridades electorales, la moneda sigue estando en el aire.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.