Publicado el sábado 30 enero, 2016";
Síntesis – *Que hable Julio César Barrientos…

Síntesis – *Que hable Julio César Barrientos…

*** Que hable Julio César Barrientos…

*** Es real el trabuco del PAN en Madero

Por: Isaac MOLINA ZAPATA

Aunque nadie lo diga, y a pesar de que Julio César Barrientos Cisneros es disciplinado y está consciente de que el grupo de los petroleros es el que tiene la sartén por el mango en Ciudad Madero; ni el PRI local ni el estatal pueden mantener los ojos cerrados ante el arrastre que tiene este político entre los maderenses.

Ingeniero, catedrático, con un roce social de alto rango, Barrientos nunca ha dejado de tener los pies bien puestos sobre la tierra.

Y como lo dicen cientos de comentarios en las redes sociales, su humildad, carisma, atención y apoyo a la ciudadanía no se pueden soslayar.

En tiempos difíciles para el PRI, por la falta de credibilidad de algunos gobiernos tricolores estatales, y fuertes críticas al presidente Enrique Peña Nieto, no se puede tapar el sol con un dedo, y confiarse en la maquinaria de siempre, que todo lo puede.

En esta ocasión, el PAN está armando un trabuco (como lo manifiesta mi colega Omar Lara en Factos Conurbados). Y es real, de darse la fórmula Zorrilla-Castañeda-Joaco, los altos mandos del PRI deben prestar atención a dicha terna, pues son personajes conocidos y reconocidos por numerosos maderenses. Además, tienen carisma y sobre todo trabajo y una moral intachable.

Esto no se puede desestimar, y la política -dicen los que más saben- es el arte de pensar, analizar y tomar la mejor decisión.

A pesar de que Julio Barrientos entiende que ahorita son los tiempos de los petroleros, en esta ocasión debe entender también que su partido lo necesita, por lo que debe fajarse los pantalones y ponerse a la disposición del alto mando político en Ciudad Madero.

Y debe ser ahora, pues el tiempo apremia.

De otro modo, el tricolor maderense estaría ante el riesgo de caer en una reedición de la era de los Pliego Aldana, Sosa Pohl, etc., obviamente con otros protagonistas.

Como siempre la mejor opinión es la de usted, amable lector. Hasta la próxima.