Publicado el jueves 3 noviembre, 2022";
TECLAZOS – A esposa del Moyo la despojan de Notaria Pública.

TECLAZOS – A esposa del Moyo la despojan de Notaria Pública.

– La obtuvo gracias “a las malas mañas” de su marido, el Presidente del Congreso.

Por Guadalupe E. González

POR Penosa situación, atraviesa la esposa “del Moyo” Sra. Blanca Isela Pérez Rodríguez, al ser despojada de “La Notaría Pública 1527”, la que había obtenido gracias “a las mañas” de su marido el Diputado y Presidente del Congreso Félix Fernando García Aguiar, tema que, “entre la elite social” de todo Nuevo Laredo y Tamaulipas, ayer “corrió como fuego en reguero de pólvora”, cuya situación vergonzosa, deja muy en claro que, “el titular de la JUCOPO”, en el corto lapso podría verse “entrampado” en otros casos comprometedores, donde este legislador, “pude estar involucrado”.

FÉLIX Fernando García Aguiara quien se le conoce bajo el mote de “el Moyo”, independientemente de que, “ande o no envuelto en líos de corrupción”, como ya se pregona, éste ha dejado claro ser un político irresponsable, porque “a la gente del distrito de Nuevo Laredo y la región ribereña que le dieron su confianza y el voto”, para hacerlo su diputado, este perverso político Neolaredense, no ha regresado para atenderloscomoes su obligación, ocupando más sutiempo, a ejercer negocios redituables, como el caso al que hoya qui hacemos alusión “de haberle conseguido” a su esposa Rosa Isela Pérez Rodríguez, la referida Notaria Pública, cuya patente solo le duro unas semanas.

RECORDEMOS que “la despojada notaria” Pérez Rodríguez, en la administración pasada fungió como regidora, lo que confirma que, la posición que esta respetable dama tuvo en el cabildo de Nuevo Laredo, igual fue gracias a su cónyuge “el Moyo” Félix Fernando García Aguiar, individuo “de doble moral”, porque éste, ha venido aprovechando las posiciones que ha tenido, como la que actualmente ostenta en el Congreso del Estado, pero solo para “el beneficio propio”.

PORQUE si hablamos de que “el Moyo”, tenga la menor intención de ayudar a la gente de su distrito, esta obligación que este perverso sujeto tiene como legislador, “la mantiene en el más claro de los olvidos”, eso es evidente, porque desde que García Aguiar es Diputado, (más se la pasa en Victoria) que, dedicarle algunos días de su trabajo, en los fines de semana a escuchar y atender las peticiones que le hagan sus “supuestos representados”, pero “el atender al pueblo” de Nuevo Laredo y de los municipios de Nueva Ciudad Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo y Díaz Ordaz “eso no forma parte de su agenda de trabajo”.

EL MOYO, en Nuevo Laredo, pasaba como un tipo con crisma, porque la gente le tenía fe y confianza, pensando que, “sería un buen hombre y un buen servidor público”,pero al paso del tiempo, el mismo pueblo se ha percatado que este “sujeto de baja caterva moral”, ha dejado muy en claro que. “solo le importan sus intereses”, pero con tan mala suerte que, Félix Fernando García Aguiar, “por el despojo de la Notaría Pública 1527, sufrido por su esposa Rosa Isela Pérez Rodríguez, “ha recibido ya la primer cachetada” que (con guante de peso pesado) le han asestado a este oportunista Diputado. Y no duden que, más pronto que inmediatamente, “podría vérsele” en otros temas mas comprometedores. Pero mientras tanto, (por su culpa) “su mujer ha sufrido un sendo revés” que, lógicamente ella no se merece o bien no se merecía.

HAY VERSIONES “muy delicadas y de muy alta envergadura” que, conducen a que, el Presidente del Congreso de Tamaulipas Félix Fernando “el Moyo” García Aguiar, por el tráfico de influencias, podría enfrentar o verse involucrado en los delitos de cohecho, peculado y otros, pero confía que, “por tener fuero como diputado”, se vería protegido, (esto es cierto), pero jamás “el pueblo de Nuevo Laredo” protegerá a un presunto “bandidazo de siete suelas”, como está emergiendo la imagen de este mercenario e irresponsable legislador y Presidente de la JUCOPO, el que “por sus trapacerías políticas”, ha puesto en vergüenza ante la sociedad de Nuevo Laredo a su respetable esposa Rosa Isela Pérez Rodríguez.

LO NETAMENTE inconcebible y reprobable en este escenario, es que “el Moyo”, por su evidente avaricia, ambición o bien oportunismo político, “se haya pasado por el arco del triunfo”, poner a su esposa en entredicho y por eso hoy (su respetable cónyuge), en todo Nuevo Laredo, “está siendo objeto de burlas” y demás cosas parecidas, por el despojo de la Notaría 1527, porque ningún marido, (en un marco de conciencia y sensatez), no se arriesgaría o no se atrevería a poner en una situación penosa a su pareja.

PARA CONCLUIR, hay que señalar que, el presidente del Congreso de Tamaulipas Félix Fernando García Aguiar “el Moyo”, de ahora en adelante, SE VERÁ ante “el ojo del huracán”, porque, así como incurrió en el tráfico de influencias, para asignarle una Notaria “a chaleco” a su esposa Rosa Isela Pérez Rodríguez, ya se le ubica como presunto autor de otros “pendientes con los que se ha visto favorecido”. Y habremos de ver si, este irresponsable Diputado, “cumple o no con la gente” de Nuevo Laredo y de los municipios de la ribereña, a los que repito y reitero “para nada se acuerda de ellos”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email: [email protected]