Publicado el miércoles 21 julio, 2021";
Tendencias: Manuel Muñoz resurge en el Verde

Tendencias: Manuel Muñoz resurge en el Verde

La cercanía del proceso electoral que renovará la gubernatura de Tamaulipas el próximo 2022, ha despertado el interés de varios victorenses que estaban exiliados de la política estatal.

Tales son los casos de Arturo Diez Gutiérrez Navarro y de Manuel Muñoz Cano, quienes tuvieron su mayor éxito en la política tamaulipeca a lado del ex gobernador Eugenio “Geño” Hernández Flores.

Ambos geñistas ahora reaparecen y en primer plano de la política:

Arturo Diez Gutiérrez será el candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura, después de que Gustavo Cárdenas lo impuso de manera dedocrática.

Y Manuel Muñoz será el próximo dirigente estatal del Partido Verde en Tamaulipas y pudiera, en un momento dado, convertirse en candidato al gobierno estatal.

Sin embargo, si estos dos victorenses y geñistas se enfrentan en la elección estatal es posible que sus fuerzas se debiliten porque ambos buscarían a los geñistas en los municipios y sus partidos iniciarían la carrera política muy mermados.

Pero bueno, esto apenas inicia y es importante observar para ver cómo se van acomodando las cosas, ya que Victoria pudiera tener tres candidatos al gobierno estatal como lo son:

Américo Villarreal Anaya por MORENA; Manuel Muñoz Cano por el VERDE y Arturo Díez Gutiérrez Navarro por MOVIMIENTO CIUDADANO.

¿Qué les parece? Y si por el PRI llega Enrique Cárdenas del Avellano o Alejandro Etienne Llano, las fuerzas de los victorenses mermarán, ya que habrá tres candidatos de la capital del estado y eso ya veremos si sucede.

Cambiando de tema. Si Alejandro “Copetín” Rojas estuviera seguro de que las pruebas que presentó ante la Fiscalía General de Justicia para acusar al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca son reales, comparecería ante la Fiscalía de Tamaulipas, porque como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador: “el que nada debe, nada teme.”

Así que tampoco anduviera gritando como marrana atorada cada vez que lo entrevistan, y hasta diciendo que el mandatario tamaulipeco lo quiere apresar, porque no quiere que sea candidato de MORENA a gobernador y esto no es así, ya que no vive aquí ni es tamaulipeco.

Desde luego que esto es otra más de las alucinaciones que a “Copetín” le pegan pero le afectan de tal manera que hasta le nublan su comportamiento, porque García Cabeza de Vaca ni lo ve… ni lo oye, como dijera el clásico.

Lo que sucede es que “Copetín” Rojas está lleno de frustraciones y se evidencia más cuando alguien no lo toma en cuenta ya que de inmediato reacciona de manera primaria haciendo escándalos y esto es una de las causas  de sus arranques de merolico.

Esperamos que pronto la Fiscalía de Tamaulipas lo vuelva a citar y si no acude, que lo vuelvan hacer para que se acumulen las tres citas que marca la ley y luego vayan por él, porque los tamaulipecos, no tan sólo la Fiscalía quieren saber de dónde sacó la información para acusar al gobernador.

De igual manera, esperamos que MORENA no lo incluya en la relación de aspirantes a la candidatura que estarán en la encuesta por una solo y sencilla razón: Alejandro “Copetín” Rojas no es tamaulipeco.

Además, siendo un mitómano crónico, nunca se encuentra en sus cabales y reacciona de manera mediática cuando no es tomado en cuenta, escandaliza, miente y sobreactúa para que le pongan atención.

En fin, Copetín Rojas es todo un caso psiquiátrico y en lugar de que la Fiscalía General de Tamaulipas lo persiga, sería mejor que lo hagan del Hospital Psiquiátrico de Tampico y eso debe ser cuánto antes, porque hace mucho daño a la sociedad.

De salida. El diputado federal, Erasmo González Robledo, visitó a la diputada local electa, Úrsula Mojica Salazar, quien será, sin duda, la próxima presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas y está bien que tenga acercamientos para que la oriente y le sugiera cómo hacer un buen trabajo legislativo.

Sin embargo, habremos de esperar algunos días más para saber qué sucederá en el Congreso, porque ahí, el presidente Andrés Manuel López Obrador necesita a alguien que le tenga mucha confianza y por ello, su sobrina es la más indicada. Ni más ni menos.