Publicado el miércoles 7 diciembre, 2022";
Altamira se suma al proyecto del Tren Maya

Altamira se suma al proyecto del Tren Maya

*** Material extraído en la urbe industrial será utilizado para la construcción de la mega obra 

Por: David CASTELLANOS TERÁN.

ALTAMIRA, TAM.- El buque carguero de bandera chipriota UBC Salaverry arribó al Puerto de Altamira para embarcar las primeras 17 mil toneladas de Balasto, un mineral utilizado para la construcción del Tren Maya, obra emblemática de la actual administración federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Gracias a que la región del sur de Tamaulipas cuenta con formaciones rocosas que facilitan la extracción de materiales pétreos que cumplen con las estrictas condiciones de calidad que requiere, debido a esto la empresa Qumart Construcciones, constituida por empresarios de la localidad, comenzaron hace un año, las gestiones con los consorcios responsables de la obra para los distintos tramos del Tren Maya, y así ser una opción viable para extraer, fabricar y transportar dicho material a Puerto Progreso, Yucatán y de ahí enviarlo a los diferentes centros de acopio designados para el Tramo III del Tren Maya. 

Todo esto ha sido posible gracias a la colaboración de los tres niveles de gobierno, el sindicato de transportistas adherido a la CTM y la Administración del Sistema Portuario Nacional (ASIPONA) Altamira. 

El buque UBC Salaverry zarpará este jueves 8 de Diciembre con 17 mil toneladas de balasto, mismos que han sido producidos y transportados vía terrestre desde dos bancos de Materiales ubicados en Altamira, Tamaulipas.

De acuerdo con el comunicado de Fonatur, el balasto es el material que envuelve los durmientes sobre los que se apoyan los rieles del ferrocarril. Su función es dar firmeza a la plataforma, distribuir las cargas que producen los vagones al pasar hacia las capas de terracerías inferiores y drenar el agua de lluvia.

Actualmente este material solo había sido extraído en el Estado de Veracruz, pero hoy en día se cuenta con la capacidad suficiente en la región sur de Tamaulipas para suministrar una gran parte del material que requiere dicha obra.

Laboratorios acreditados y coordinados por la dirección del Proyecto Azvindi Ferroviario, expusieron el balasto extraído del subsuelo de la municipio de Altamira a estudios de ingeniería geofísica los cuales coinciden estrictamente con los requerimientos de Fonatur planteados para el tren maya, añadiendo que su explotación cumple con estudios de impacto ambiental y permisos de explotación.

Se plantea que este proyecto en Altamira generará una derrama económica considerable además de generar empleos y beneficios para las zonas rurales, además de la inversión en equipos y maquinaria pesada.

Se requieren aproximadamente 5 millones de metros cúbicos de balasto en total para los 7 tramos del Tren Maya, por lo que Altamira entró de lleno al envío constante de dicho material, y se estima enviar por lo menos 3 barcos por mes por parte de la empresa Qumart Construcciones. 

«Todo el proyecto lo estamos ejecutando con la gente de la localidad, éste es el primer embarque de un proyecto que va a durar por lo menos un año, y siempre va a ser con mano de obra tamaulipeca, porque así lo hemos decidido, así beneficiamos a nuestra gente y nos sumamos a la transformación de Tamaulipas», dijo Pedro Daniel Godínez, Coordinador y representante de Qumart, la proovedora responsable de balasto para el Tramo III del Tren Maya que tendrá un recorrido estimado de 2 dias hacia su destino en Puerto Progreso.