Publicado el martes 18 octubre, 2022";
Coatí Nasua Narica especie de la familia de los mapaches en Tamaulipas

Coatí Nasua Narica especie de la familia de los mapaches en Tamaulipas

Por Carlos Andrade Peña

Reynosa, Tamps.- El Coatí o Tejón mexicano, viene siendo una de las 7 especies de prociónidos que habitan dentro del territorio mexicano, es un mamífero de talla mediana, de hábitos gregarios con manadas compuestas por hembras adultas y sus crías, mientras los machos adultos de esta especie son solitarios y expulsados de su grupo, pero cuando son sexualmente inmaduros forman grupos sociales y usan señales vocales para comunicarse. Un dato curioso de ellos es que, al salir por alimentos, las crías quedan al cuidado de “niñeras” (como las suricatas). 

Cabe destacar que el Coatí tienen una gestación de 77 días aproximadamente. cuenta con la facilidad para trepar árboles y su cola los equilibra. Mientras que su alimentación es omnívora; consume principalmente frutas e insectos, y en menor cantidad vertebrados pequeños, sin embargo, cuando se encuentra en manada puede llegar a alimentarse de presas grandes.

Por otra parte, tienen una vida de aproximadamente 17 años y entre sus depredadores se encuentran las boas, las aves rapaces, félidos, es un importante dispersor de semillas.

Con relación a su distribución geográfica viene desde el sur de Estados Unidos de América hasta Colombia, pueden encontrase desde el nivel del mar hasta los 3,500 m de altura sobre el nivel del mar, A nivel internacional, está considerado por la IUCN (2015) como preocupación menor (least concern). 

En México no se le considera bajo ninguna categoría de protección, debido a su amplia distribución, que incluye todos los estados, con excepción de la península de Baja California y las porciones más secas de la Altiplanicie Mexicana.

Es importante, resaltar que existe poca información sobre su estado poblacional, sobre todo para la porción noreste de México en la cual se incluye Tamaulipas.

Además, reportan que posiblemente existe una baja poblacional por factores como la perdida y fragmentación de su habitad y la cacería ilegal.

Foto Tomada en Ejido Morón, Aldama, Tamaulipas.