Publicado el sábado 18 junio, 2022";
Incendios forestales en Tamaulipas son por desmonte para introducir pastizales de ganado: Granados Ramírez

Incendios forestales en Tamaulipas son por desmonte para introducir pastizales de ganado: Granados Ramírez

* Se reconoce la participación del Ejército mexicano en las labores realizadas sobre el incendio de la biosfera del cielo con las tareas de brechas cortafuegos, ya que la incidencia fue arraz de piso.

Por Agustin Peña Cruz

Altamira, Tamps. – ¡El fin justifica los medios!, pero en el caso de la desforestación no debe justificarse, ya que altera el desequilibrio ecológico en Tamaulipas con los incendios forestales donde el Estado a nivel nacional presenta el segundo lugar sobre estos incidentes según datos de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), no puede evadirse; ya que estos casos tienen un paralelismo a nivel internacional en el Amazonas, Brasil,  ganaderos y agricultores furtivos provocan incendios deforestando el bosque para la siembra de pastizales y la crianza de ganado, dejado serios daños en su ecosistema entre ellos sequía por la falta de lluvia.

En entrevista para PEÑA-CRUZ, el Coordinador Estatal de Protección Civil, Pedro Granados Ramírez, reconoció que las incidencias de los incendios forestales, que se están presentando en Tamaulipas es porque ganaderos queman áreas de vegetación para introducir ganado; lo cual representa un desequilibrio muy fuerte en la biosfera del cielo como sucede en el Amazonas, Brasil; “de hecho, eso hacen muchos, mucho desmonte para pastizales de ganado y en otra época fueron desmontes para agricultura. Pues ahora sí, que es el equilibrio de la necesidad del ser humano, de la necesidad de alimentarse y tener una retribución económica, pero en detrimento es la cuestión de la biodiversidad. Pero claro, que sin duda altera el ecosistema, porque estamos deforestando el estado desafortunadamente”.

Según Granados, no se le puede atribuir al error humano cuando se presentan estas situaciones de incendios; “pienso que es por las agropecuarias o quemas de desmonte o renuevo de pasto para la actividad ganadera, desafortunadamente”, dice.

Mientras que, recuerda el caso más reciente del incendio forestal de la Biosfera del Cielo que sucedió a finales de marzo y abril de este año (2022), el cual duro más de 35 días, y en la que fue atribuido por una “provocación” humana, que aun esta en investigación por parte de la Procuraduría Ambiental del Estado, y al hacer ajeno a ella (Protección Civil), no tiene información al respecto. “Nosotros ni hacemos investigación para poder encontrar responsables ni hacemos sanciones, no es nuestra competencia”, afirmó.

En caso específico del incendio forestal del cielo, aun no hay dictamen que conozca Protección Civil del Estado, “ya que es un tema que se llevó para investigación y análisis la Procuraduría Ambiental de Tamaulipas, ojalá pudiera dar con alguna información relevante porque son acciones en caso de que eso haya sido así, que perjudica mucho al ecosistema”.

Cabe destacar, que Granados Ramírez resaltó la participación del Ejécito Mexicano con las brechas cortafuegos donde se logró controlar la situación; “trabajamos a través de un sistema de comando de incidentes como lo marca el protocolo con CONAFOR, Protección Civil del Estado y otras dependencias del Estado, por supuesto las fuerzas armadas, tuvimos en algún momento hasta cinco helicópteros trabajando, fueron actividades de 35 días, muy intenso hasta que lo logramos apagar”.

“De ese incendio (Biosfera del Cielo) fueron 7 mil hectáreas, más o menos, finalmente fue un incendio arraz de piso, lo insistimos mucho no se estuvo quemado el arbolado, que bueno, pero de todas maneras abajo a raíz de piso, está un ecosistema muy grande”, sentenció.

Según el Coordinador Estatal de Protección Civil, es muy difícil cuidar que sucedan acontecimientos como los incendios forestales, ya que no pueden cuidar todos los bosques; por lo que recomendó a la población que no genere fogatas y si lo hacen que las apaguen bien, no tirar basura, vidrios, así como dejar botellas, etc.

Por otra parte, dentro de las mismas recomendaciones, subrayó que “cuiden las quemas, supuestamente controladas para una quema de basura, una quema de desmonte, o para una cuestión de quema agropecuaria que se salen de control, y se mete la lumbre a la sierra, a la montaña y se van”.

De acuerdo a las estadísticas de CONAFOR, el 60% de los incendios es por origen natural mientras que por origen humano representa el 40%, y el caso más reciente es el de la Biosfera del Cielo que arrasó con más de 7 mil hectáreas.

Actualmente, en la zona del altiplano en la misma Biosfera del Cielo traen un daño forestal por incendio de aproximadamente 600 hectáreas, “acá en zona de San Vicente que es una zona de amortiguamiento ya de la Biosfera, ahí también fueron aproximadamente más de 1 mil 500 hectáreas, pero todo eso se está moviendo”, dice.