Publicado el domingo 8 agosto, 2021";
Reseña | Ayo The Clown – Un tierno y entretenido plataformero

Reseña | Ayo The Clown – Un tierno y entretenido plataformero

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.0.0 facilitada por Cloud M1, título ya disponible en Nintendo Switch (versión analizada) y PC.

Por: René Zamudio y Rous Guillén

Ayo The Clown,  es un juego independiente del género multiplataformas, realizado por Cloud M1, exclusivo de Nintendo Switch, donde  te conviertes en el tierno payasito que irá hasta el fin del mundo, con tal de encontrar a su perro Bo. 

Historia

La premisa es sencilla, eres un payasito que quiere encontrar a su mejor amigo. Para ello, deberás ir avanzando por diferentes niveles, donde te enfrentarás con enemigos variados, y tendrás que ingeniártelas para sortear los diferentes obstáculos que se presenten en tu camino.

Desde un principio la narrativa es a modo de cuento infantil. En vez de cinemáticas, tenemos la combinación de escenas fijas con una voz narradora, y subtítulos, al mero estilo de un cuentacuentos. Es en cada nivel donde conseguimos liberar los capítulos, por medio de las interacciones con otros personajes, como la señora de los globos, el zapatero, el alcalde, o uno de mis favoritos, Pan, la amiga de Ayo que usa un gorrito de panda. 

Además de los capítulos, dichas interacciones te ayudan a desbloquear habilidades, las cuales en su mayoría serán primordiales para seguir avanzando en cada nivel, sobre todo para destruir a los enemigos. Puedes distinguir cuáles son habilidades clave de las que no, porque te darán un trofeo de las más importantes. 

Cabe mencionar que en general el humor es muy infantil, aunque en algunos momentos puede ser leventemente «obscuro», con chistes que entretendrán más a los adultos que a los niños, por su tono y profundidad en la historia, resulta más divertido y entretenido para las audiencias más jóvenes, pero algo simple  para los jugadores veteranos.

Jugabilidad

A pesar de tener como público objetivo a los niños, la jugabilidad puede resultar algo compleja para los más pequeños, así como para quienes no tienen experiencia en juegos multiplataforma, pero esto resulta atractivo para los jugadores veteranos. 

Hay 3 niveles, fácil, normal y difícil. En el nivel fácil, el número de enemigos será muy bajo, así como la cantidad de coleccionables a conseguir. Los jefes finales serán mucho más fáciles y rápidos de vencer, y se te otorgan varias ventajas, como muchas vidas extra. Puedes llegar a tener hasta 11 vidas, y 5 corazones. Eso sí, recuerda que para obtener dichas vidas, debes morir dentro del  nivel. 

El nivel normal es más complicado, tienes 3 corazones, debes encontrar 6 coleccionables en cada nivel, y la cantidad de enemigos aumenta bastante. De igual manera, los jefes finales se vuelven más fuertes y difíciles de vencer.

En el modo difícil todo se complica aún más, tienes que conseguir 8 coleccionables, casi no tienes vidas extra, y hay enemigos por doquier. Si te gustan los retos, éste es tu nivel de dificultad a jugar. Dependiendo de tu habilidad como jugador, puedes tardar entre 3 y 15 minutos para pasar cada nivel. 

El juego tiene una dificultad progresiva, y cuenta con el sistema de recolección de gemas, las cuales nos servirán para comprar objetos, o conseguir mejoras. 

Un aspecto negativo a destacar, en cuanto a la función de los controles, es que a veces avanzar es complicado, porque la distancia de movimiento varía entre obstáculos, y ello conlleva a tener que cuidar y medir muy bien los saltos. Esto puede resultar interesante y desafiante para los jugadores más experimentados, y para algunos de los más jóvenes, pero lo más probable es que te hartes si no tienes paciencia para acostumbrarte a las físicas del juego. 

También, hay algunos errores cuando golpeas a los enemigos, o en el uso de ciertas habilidades, como el deslizamiento, el cabezazo al suelo, o el salto/trepar sobre las paredes, porque no se sienten fluidos, y muchas veces causan la pérdida de vidas, o daños muy torpes e inintencionados. Se requiere de mucha paciencia para no hartarte. 

La distribución de botones es cómoda y sencilla de aprender. Desde el comienzo se te dan las instrucciones por medio de la pantalla de inicio, y dentro de los niveles hay  carteles o pizarras dispuestas a lo largo de los escenarios, y están también las indicaciones dadas por los personajes que encuentras en tu camino. 

Otra característica negativa, en mi opinión, es que si te hieren  pierdes el arma que te dan en cada nivel para sortear ciertos obstáculos específicos. Es desesperante, porque para recuperarla casi siempre tienes que reiniciar el nivel, o volver al punto de control anterior de donde se encuentra el arma y evitar que te lastimen. De igual manera, puedes perder algunos coleccionables si no recuperas el arma.

Una de las mejores características son las misiones secundarias, ya que te ayudan a conseguir algunos objetos y habilidades que pueden resultar necesarias en unos escenarios, y sirven de mucha ayuda en otras ocasiones. También cabe mencionar que puedes ir a la ciudad y ayudar a la gente, e incluso reencontrarte con personajes a quienes ayudaste antes y conseguir o comprar mejoras para objetos y habilidades antes conseguidos. De igual forma, vas explorando y desbloqueando otros sitios de la ciudad, e incluso encuentras un cofre donde puedes ver tus coleccionables conseguidos.

Otra característica negativa  es que si mueres al enfrentarte contra el jefe final del nivel, debes reiniciar desde cero, esto resulta desesperante, y algo extraño, porque por lo usual en los juegos de multiplataformas, cuando llegas al jefe final, reinicias la peles final, no todo el nivel. 

Por lo ya mencionado,  se nota que es un juego diseñado para toda la familia, sobre todo niños entre los 8 y 10 años, porque a pesar de sus tiernos personajes, y la historia sencilla, la dificultad puede resultar muy desafiante  en los niveles Normal y Difícil. Esto se nota por medio de una característica que puede ser negativa o positiva, dependiendo de quién juegue; y es que al inicio no tienes la función del salto, algo que resulta innovador e interesante, pero también puede resultar estresante, sobre todo tomando en cuenta que apenas estás conociendo las mecánicas del juego. Algo a mejorar podría ser la opción de tener vidas infinitas en el modo Fácil, sobre todo para los jugadores más jóvenes. 

Gráficos

Como ya se mencionó anteriormente, se nota que es un juego infantil, tanto por el uso de una paleta de colores atrayentes, como el diseño de personajes extremadamente tiernos. El mayor ejemplo de ello es nuestro protagonista Ayo, quien resulta bonito y agradable a la vista, yo soy alguien a quien le asustan los payasos, y a pesar de esto, puedo jugar y ver al personaje sin inquietarme, hasta lo encuentro simpático. 

Otra característica son los enemigos, los cuales no parecen muy intimidantes, e incluso pueden resultar tan tiernos como los personajes secundarios, y le otorgan comicidad al juego, además resultan muy variados, pasando de animales como osos o cerditos, hasta seres curiosos, como una bola morada con ojos, patas y antenas, parece un extraterrestre.  

El juego está definido como 2.5 D, ya que cuenta con diseños 3D para los niveles, y las viñetas narrativas en 2D, y corre a 30 fotogramas por segundo, con una resolución de 1080p en modo TV y a 720p en modo portátil en una Nintendo Switch. 

De igual manera, el diseño de los escenarios forma también parte de la narrativa, y mantiene siempre su tono infantil y «kawaii». Cada nivel tiene su estilo, y para los jugadores veteranos se ven varias referencias y similitudes con juegos clásicos (sobre todo de los 90), como Crash Bandicoot, Snow Bros, Mario Bros (con el tener que aplastar a los enemigos para destruirlos, o la habilidad de saltar y trepar paredes) y sobre todo Donkey Kong Country, tanto por el tipo de juego, como por el estilo y diseño de los obstáculos. 

Y de algunos títulos más actuales, por ejemplo Yoshi’s Epic Yarn con los objetos ocultos, o Zelda Link’s Awakening remasterizado, al presentar una animación tan tierna, cuyas texturas son, a mi parecer, como de muñecos de arcilla, o muñecos de peluche. 

Se mencionó en la Historia el estilo de la narrativa, para mí es una característica muy bella del juego, y de igual manera funciona como muestra de su tono infantil. Aunque, como se ha mencionado con anterioridad, la simpleza y humor de la historia pueda resultar poco atrayente para un público veterano, a mí me pareció precioso, me encantaron los dibujos, las breves animaciones, y sobre todo la voz narradora. Su estructura de cuento ilustrado es, en mi opinión, digna de alabar. Y son precisamente estas ilustraciones fijas, con ligeras animaciones, las que nos cuentan momentos clave de nuestra aventura.

Una característica a mi parecer muy divertida, son los puntos de control, aunque no soy muy fan del «humor de pastelazo», me da risa cómo cuando llegas a un punto de control, te lanzan una tarta de crema al rostro. Algo muy acorde con el hecho de que nuestro protagonista es un payaso, esto también se nota en los objetos o «armas» que consigues, como un martillo tipo «chipote chillón», un globo de agua, un globito rojo que te ayuda a elevarte, o la espadita, y es por medio de los coleccionables, los ositos y las paletas, que se termina de acentuar su tono infantil. Se nota que la desarrolladora Cloud M1, tuvo especial atención en el apartado visual de todo el juego, pueden verse el cariño y la calidad invertidos en cada detalle visto en pantalla.

Banda sonora

La música dentro del juego me pareció muy bonita y variada, aunque si te tardas un rato en pasar algún nivel, puede resultar tediosa y repetitiva. A pesar de ello, en algunos casos, como son las batallas con ciertos jefes finales, es un coadyuvante para mantenerte alerta y entretenido, funciona como impulsor y distractor, de igual manera, te mantiene atento a la batalla, e incluso te ayuda a no desesperarte rápidamente en caso de que te esté costando trabajo pasar. Y las melodías en general le otorgan mucha personalidad y distinción a cada nivel. 

Por otra parte, los efectos de sonido resultan cómicos y se mantienen con el diseño tierno y caricaturesco del juego. Personalmente lo único que llegó a fastidiarme son los «quejidos» o el ruido que realiza Ayo cuando está en la orilla de alguna plataforma, en general resulta tierno, pero en ciertos niveles puede ser difícil evitar que quede en la orilla y se queje. Aparte de eso, me parecieron muy graciosos sus sonidos y expresiones características,  sobre todo las expresiones de felicidad y el grito al caer al vacío. 

También me gustaron las expresiones de  los demás personajes, y Ayo me cae bien cuando platica con otras personas, tanto dentro de la narración, como en el juego, aunque muchos diálogos, suyos y de los otros personajes, pueden ser un poco tontos, y a veces parecen no tener mucho sentido, se nota cómo su humor y actitud van cambiando conforme avanzas

Otro punto a favor, son los efectos de sonido empleados para las armas y las habilidades que vas obteniendo, aún con su toque cómico e infantil, resultan entretenidos y muy buenos. 

Idioma

El juego cuenta con el idioma inglés para la narrativa escuchada, y con el español  para los subtítulos. La opción en español es muy buena, porque por lo general la traducción está bien hecha, y no pierde la esencia de la historia contada en inglés. En mi opinión lo mejor es la voz del narrador, me parece realmente bueno, ya que expresa y otorga singularidad a cada personaje, con un tono pausado y rítmico, como se mencionó anteriormente, es como un cuenta-cuentos. 

El tamaño de la tipografía es bueno, aunque no tiene la opción para aumentarlo, o  disminuirlo. Tampoco está presente la opción para variar el estilo o tipo de letra. Aunque esto realmente no afecta, porque los subtítulos están muy bien realizados. Los tiempos de lectura van acompasados con la voz narradora, y son perfectos tanto para un jugador adulto, como para un infante. La historia te atrapa y entretiene lo suficiente como para querer seguir avanzando y descubrir si Ayo logrará cumplir con su objetivo. 

Conclusión

Ayo The Clown, es un multiplataformero que logra atrapar a niños y adultos. Incluso, con los pequeños fallos, como la dificultad que puede resultar excesiva para un jugador inexperto, resulta muy entretenido, divertido e interesante. Nos demuestra que la amistad y el valor pueden hacernos mover montañas y enfrentarnos a lo que sea, con tal de conseguir nuestros objetivos, y a nunca menospreciar a nadie por su profesión o habilidades. Y que los payasos pueden ser valientes, y difíciles de vencer.

Calificación final: 8.9/10.

Dónde Comprarlo

Ayo The Clown está disponible solamente en formato digital para la Nintendo Switch en la eShop por $409.80 pesos mexicanos. También para PC vía Steam por Mex$ 185.99. 

nintendo.com/es_LA/games/detail/ayo-the-clown-switch/

store.steampowered.com/app/1114900/Ayo_the_Clown/