Publicado el martes 11 mayo, 2021";
Reseña | Retro Machina – Un juego plataformero retrofuturista con acertijos donde gobiernan las máquinas

Reseña | Retro Machina – Un juego plataformero retrofuturista con acertijos donde gobiernan las máquinas

Este análisis ha sido realizado gracias a una copia versión 1.01 facilitada por Super.com, título disponible desde el 12 de mayo en PlayStation 4 (versión analizada), Nintendo Switch, Xbox One y PC.

POR: HUGH BELMONT (goukiyaga+sintesis@gmail.com)

Actualmente, vivimos días en los que estudios independientes se han tomado la tarea de innovar al ofrecernos experiencias de géneros conocidos con toques distintos de jugabilidad, lo cual nos ha generado grandes juegos que se han ganado la simpatía de nosotros, esto, a pesar de no contar con una gran maquinaria de publicidad como los juegos AAA que suelen no arriesgarse en sus propuestas.

El estudio brasileño Orbit Studio junto con Super Dot Com, nos presentan un juego de acción aventura y acertijos, que a primera vista enamora por su diseño de arte y protagonista de apariencia tierna.

La historia

Retro Machina está ambientado en un mundo pos-apocalíptico fuertemente inspirado en el retrofuturismo. Aquí solamente queda una ciudad en todo el planeta, la cual es solamente habitada por robos. Quienes están protegidos por un domo de cristal, Ciudad Utopía emerge sobre una zona que estuvo una vez con vida y los robots trabajan por hacer que todo siga en marcha. 

Para mantener todo en orden, todos y cada uno de los robots tienen una tarea que se ajusta perfectamente a ellos y cualquier imperfección encontrada es rápidamente desechada. Un pequeño robot obrero en la línea de ensamblaje presenta un malfuncionamiento, por lo que enseguida es botado a un desguace. 

Aquí es donde tomamos el control de este robot desechado que iniciar su aventura en medio de una ciudad abandonada, el objetivo de nuestro protagonista robótico es repararse, sin embargo, la ciudad que aún cuenta con vestigios automatizados lo ve como una amenaza.  

Por lo que todos los robots de Ciudad Utopía son activados junto con los sistemas de defensas y su misión es exterminar a su ahora excompañero. La única habilidad inicial de nuestro robotsito es el de controlar a otras máquinas esparcidas en la ciudad, esto incluye a cualquier robot que lo ataque. 

Otro de los objetivos de nuestro protagonista es encontrar vida inteligente, ya que conforme exploramos la corrupción de su sistema se va incrementando al ir conociendo más sobre los humanos, pero, al parecer no queda persona alguna viva. Solamente están los robots que siguen cumpliendo las órdenes de su programación. 

La jugabilidad

Nuestro robot obrero tiene como habilidad principal el rayo de control que nos permite controlar a otras máquinas del entorno, lo cual nos ayuda a expandir las posibilidades de exploración y a encontrar rápidas soluciones en los acertijos que nos bloquean el avance por los biomas.

Al inicio, podremos rodar para esquivar los ataques, atacar con una llave de tuercas y movernos libremente gracias a la perspectiva isométrica. Conforme avanzamos en la exploración, podremos mejorar el poder de ataque, defensa y técnicas de ataque. Gracias a que encontraremos estaciones de reparación en donde podremos  mejorar a nuestro pequeño robot defectuoso.

En las estaciones de reparación llamadas Constructónic, nos permitirán instalarle mejoras por medio de módulos y núcleos, los cuales nos costarán los restos que vayamos encontrando para poder adquirirlos. El sistema de combate es sencillo y es un poco complicado acostumbrarse, ya que es muy limitado, los combos son básicos y el esquivo requiere mucha precisión para poder librarnos del daño.

Continuamente nos encontraremos contra las cuerdas ante muchos enemigos, podremos controlar al enemigo más grande para que nos ayude a defendernos, controlándolo con la palanca derecha y el gatillo L1 ejecute su habilidad, aunque, por desgracias nuestro robot y la máquina controlada compartirán la salud.

La exploración tiene toques metroidvanescos, en donde tendremos que estar yendo y viniendo a las mismas zonas, en razón de que requeriremos de habilidades diferentes y llaves de acceso para poder continuar el recorrido. Por desgracia, el mapa es poco intuitivo y es fácil frustrarse si no te agrada la exploración, lo cual se complica por las pantallas de carga que son muy notorias dependiendo las zonas que visitemos.

Las peleas contra los jefes requieren paciencia e inteligencia, ya que las limitaciones de nuestro pequeño robot nos prohíben lanzarnos con todo. Estos enfrentamientos son divertidos y satisfactorios.

Por fortuna, el juego está continuamente salvando nuestro progreso, por lo que no hay que preocuparnos por perder el avance conseguido en todo momento, asimismo, no cuenta con un sistema de vidas. Al morir, nuestro pequeño robot es de vuelto al área inmediata anterior de nuestra muerte.

Los gráficos

Aquí es donde el título brilla con mucha intensidad, ya que tiene un gran trabajo en su estilo de arte que es pintado a mano en primer plano, la ambientación se siente magnífica y los entornos tienen una fuerte inspiración en los trabajos de autores de ciencia ficción como Isaac Asimov y Arthur C. Clarke.

Los cuatro biomas que exploraremos son distintos, todos y cada uno de ellos con su propia estética retrofuturista, con modelos 3D que logran combinarse con los entornos 2D. Realmente, el juego es una preciosidad, se nota el gran cariño del estudio al entregar una experiencia verdaderamente inmersiva y llena de color.  

El título corre a 30 fotogramas por segundo a una resolución de 1080p en una PlayStation 4 Slim, su rendimiento es excelente, no detecté fallo alguno durante mi partida, salvo en peleas con muchos enemigos el juego sufre de pequeños hipos. Asimismo, las pantallas de carga son variables yendo de ocho segundos, 14 segundos y otras más pesadas de 28 segundos entre niveles, esto es muy notorio y provoca que nos desconectemos de la aventura.

La banda sonora

Musicalmente hablando, el juego cuenta con melodías agradables y algunas otras ambientales, las cuales fueron compuestas por Fernando Pepe,  dándonos una experiencia agradable junto con la jugabilidad, los efectos de sonido tienen su notoriedad y todo el tiempo tiene presencia.

Algunas de las canciones ambientales me encantaron porque logran transmitir la soledad de la ciudad Utopía y la atmosfera se siente al explorar las áreas con nuestro robotsito obrero. En verdad, se nota el empeño en hacer que las melodías estén adhoc con el juego.

Afortunadamente el juego cuenta con textos en español, no cuenta con actuaciones de voz. Lo cual se entiende por la forma en que la narrativa aborda la historia. Mi gran queja aquí, es que todos los textos tienen una tipografía y un tamaño bastante molesto de difícil lectura.

Lo anterior hace difícil poder conocer más la historia detrás de Retro Machina, ya que todo el trasfondo narrativo se encuentra en los documentos y el tamaño lo vuelve muy complicado de leer, además, que las letras tienen un color y fondo verde que lo vuelve todo peor. 

Conclusión

Retro Machina es una plataformero y acertijos con una perspectiva asimétrica, cuenta con pequeños toques de metroidvania ya que  es necesario estar recorriendo los biomas una y otra vez para acceder a zonas de difícil acceso. La habilidad de controlar a otras máquinas para poder resolver los acertijos lo vuelve novedoso ya que hay que poner atención en todo momento a las áreas.

Su historia pos-apocalíptica es interesante, aunque difícil de enganchar, lo cual se complica a causa del tamaño de los textos y el color que lo vuelve ilegible. El pequeño robot obrero tiene un encantador diseño, al inicio es difícil empatizar con él y sus objetivos, pero conforme avanzamos en la aventura rápidamente se le toma cariño.

Aquellos amantes de la ciencia ficción retrofuturista lo amarán, su jugabilidad es verdaderamente entretenida, a momentos es posible perder el rumbo, ya que el juego no logra guiarnos de forma asertiva en la exploración, además de tener pantallas de carga muy variadas de tiempo que pueden causar molestia.

Su estilo de arte hecho a mano es una preciosidad y musicalmente logra transmitir el sentimiento de soledad que invade Ciudad Utopía con bellas melodías. El juego cuenta con textos en español.

CALIFICACIÓN FINAL: 8.0/10

Dónde Comprarlo

Retro Machina está disponible solamente en formato digital en PlayStation 4, en Nintendo Switch por $330.00 pesos mexicanos, en Xbox One y en PC vía Steam, en esta plataforma está disponible una demo jugable gratis en la que es posible jugar algunas secciones del juego dando clic al siguiente enlace: store.steampowered.com/app/1582850/Retro_Machina_Nucleonics/