Publicado el miércoles 11 mayo, 2022";
Urgente acercamiento de la justicia a las mujeres privadas de la libertad: Reinserta

Urgente acercamiento de la justicia a las mujeres privadas de la libertad: Reinserta

● Reinserta celebra que el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, haya visitado por primera vez a las mujeres privadas de la libertad en el Penal Femenil de Santa Martha Acatitla.
● Reinserta hace un llamado a las y los ministros a establecer diálogo permanente con Organizaciones de la Sociedad Civil, especializadas en el trabajo a favor del Sistema Penitenciario y la Reinserción Social en México.
● La investigación de Reinserta denominada “Diagnóstico Sobre La Percepción Del Desempeño De La Defensoría Penal En México” revela que una mujer recibe una sentencia mayor (en promedio 6 años más) que un hombre acusado por el mismo delito

Ciudad de México, a 11 de mayo de 2022. A raíz de la visita del Ministro Presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, a las instalaciones del Penal Femenil de Santa Martha Acatitla con el objetivo de atender la solicitud presentada por más de 600 mujeres privadas de la libertad a fin de conocer de primera mano las condiciones en las que viven, Reinserta como asociación civil que trabaja por reconstruir el tejido social implementando de programas de atención psicosocial para mujeres y hombres en contacto con la violencia, celebramos esta primera visita del Ministro Presidente.

Es importante señalar que, en el país alrededor de 12,782 mujeres están privadas de su libertad, según el último reporte de Estadística Penitenciaria Nacional. Al interior del Centro de Reinserción Social Femenil de Santa Martha Acatitla viven tan sólo el 10.9% del total de la población femenina del país. Como Asociación Civil que ha caminado por mucho tiempo las cárceles del país vemos preocupante que más del 50% de las mujeres privadas de la libertad viven en Centros de Reinserción Mixtos, situación que lacera significativamente el derecho a ejercer su proceso de reinserción al no contar con espacios y servicios especializados para mujeres.

La investigación de Reinserta denominada “Diagnóstico Sobre La Percepción Del Desempeño De La Defensoría Penal En México” encontró que las mujeres afrontan condiciones más precarias que los hombres, lo que se evidencia con el hecho de existir una cifra más elevada de quienes no cuentan con sentencia y que, a su vez, las sentencias condenatorias son de mayor duración.

En dicho estudio se resalta lo siguiente: una mujer recibe una sentencia mayor (en promedio 6 años más) que un hombre acusado por el mismo delito. La defensa para las mujeres en promedio cuesta $55,071.85 pesos más que a un hombre acusado por el mismo delito. El 64% de las mujeres entrevistadas para dicho estudio no contaron con un defensor que previniera actos de tortura. El 73% de las mujeres entrevistadas dijeron que las autoridades no tomaron en cuenta a sus hijos e hijas al momento de la detención.

Con respecto a la maternidad. 64% de las mujeres tienen hijas y/o hijos que dependen de ellas y cerca del 80% tienen hijas o hijos menores de edad. Esta cifra es muestra la urgencia de atender la realidad penitenciaria y el acceso a la justicia desde una perspectiva de género que promueva la implementación de programas de maternidad, sexualidad, planificación familiar, crianza y cuestiones de género dentro de los centros del país.

Reinserta, como una asociación que transforma vidas marcadas por la violencia, exhorta a las y los ministros a dialogar con organizaciones de la sociedad civil, invitándolas e invitándolos a caminar y ver ante sus propios ojos lo que más de doce mil mujeres viven día a día ante un sistema que lejos de procurar su reinserción, revictimiza y sepulta toda esperanza de acceder a la justicia de forma pronta y expedita.

Quienes hemos decidido atender y trabajar para generar mejores condiciones para aquellas personas privadas de la libertad, estamos convencidas que con la colaboración y el diálogo permanente podemos generar los cambios estructurales que nuestro sistema de impartición de justicia tanto necesita.