Publicado el miércoles 23 marzo, 2022";
Denuncian ante la FGR a directora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Altamira

Denuncian ante la FGR a directora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Altamira

*** Sistemáticamente ha agredido a periodistas que cubren la presidencia municipal

*** Cynthia Jaime Castillo, La Comaye, ha ejercido presión ante directivos de medios para que despidan o cambien a reporteros de la fuente

Por: David CASTELLANOS TERÁN.

ALTAMIRA, TAM., 23 DE MARZO.- “Mírame, mírame, mírame te estoy pidiendo que me mires. Y me zarandea una y otra vez”, es el relato de la periodista Norma Sánchez Nieto con más de 20 años de experiencia en Tamaulipas víctima de amenazas, discriminación, maltrato físico y verbal de parte de Cynthia Jaime Castillo, titular de la Secretaría de Comunicación Social y Vinculación del Gobierno Municipal de Altamira que preside el morenista Armando Martínez Manríquez.

La jefa de la oficina de Comunicación Social de esta ciudad en el sur de Tamaulipas Cynthia Jaime Castillo, alias “La Comaye”, no sólo agredió a la periodista, con anterioridad ejerció presión a la empresa Radiorama Tamaulipas para el despido de otros dos trabajadores de la información y tres más de diversos medios informativos han sido víctimas de amenazas, discriminación y maltrato físico.

El caso más reciente es el de Norma Sánchez, una sobreviviente de la inseguridad que imperó en las carreteras de Tamaulipas; hace más de siete años fue secuestrada, motivo que la obligó a emigrar al sur del estado para ejercer el periodismo alejado de la violencia, sin embargo, desde el viernes pasado que fue amenazada por la locutora y coordinadora de prensa Cynthia Jaime Castillo, conocida entre sus radioescuchas como “La Comaye”, vive con el temor de ser la siguiente víctima mortal del país.

“Existe el miedo, existe la preocupación, de verdad es preocupante lo que está sucediendo, no es fácil”, declaró a los medios de comunicación la periodista Norma Sánchez Nieto a las afueras de la Fiscalía General de la República (FGR) Oficina Tampico, en donde interpuso la demanda luego del tenso fin de semana largo.

“Somos periodistas y nuestro único compromiso es el de informar. No se vale lo que hacen, somos periodistas y estamos ejerciendo un derecho”, subrayó.

Los hechos de violencia física y verbal en contra de la corresponsal de Radiorama Tamaulipas en Altamira, un municipio ubicado en la zona costa de Tamaulipas donde ocurrieron el pasado viernes al interior de la presidencia municipal cuando Norma solicitó la apertura gubernamental y tener mayor acceso al alcalde para ser cuestionado por los presuntos hechos de corrupción de lo que ha sido señalado, sin embargo, según las declaraciones de Sánchez Nieto, a la funcionaria municipal y diputada local suplente por el Distrito 19, se le desorbitaron los ojos, perdió el control de sí misma y comenzó a maltratarla, gritarle y denostarla.

“Espérate, no me tienes por qué tocar, no me tienes por qué tocar, suéltame. Le dije en varias ocasiones”, así estuvo la situación, dijo Norma, actualmente presidenta de la Red de Mujeres Periodistas del Sur de Tamaulipas.

La periodista lamentó el comportamiento de una colega, y exigió el uso de las cámaras de videovigilancia para que el Gobierno Municipal esclarezca la situación.