Publicado el martes 19 julio, 2022";
Olvidados de Dios y del Gobierno haitianos en Reynosa

Olvidados de Dios y del Gobierno haitianos en Reynosa

*** Más de 800 migrantes deambulan por calles de Reynosa; el 10 por ciento pidiendo una moneda para comer

Por Julio Manuel Loya Guzmán.

REYNOSA, TAM.- Venían huyendo de la pobreza en su país, sin imaginar que en esta ciudad mexicana que comparte frontera con Hidalgo, Texas, se convertirían en indigentes por la falta de políticas migratorias humanitarias.

Ricardo Calderón Macías, delegado local del Instituto Tamaulipeco para el Migrante (ITM), reveló que Reynosa hoy tiene más de 8 mil migrantes de El Salvador, Honduras, Guatemala, Venezuela, Cuba, Brasil, Haití, Rusia y África.

Y de éstos, hay una población de entre 600 y 800 haitianos, hombres, mujeres y niños que tienen que soportar las inclemencias climáticas, pues duermen, y deambulan por las calles, el 10 por ciento pidiendo una limosna para poder comer, para sobrevivir.

«Vienen huyendo de la pobreza que hay en su país, venían con la idea de llegar a Estados Unidos en busca del «sueño americano», pero nunca imaginaron que en Reynosa, gracias a las nulas políticas migratorias y humanitarias de México y de EU, quedarían varados y ya no en calidad de pobres, sino en calidad de indigentes», lamentó.

La falta de ayuda ha provocado que en su desesperación mujeres y hombres se tengan que prostituir para sobrevivir. Las autoridades no descartan que dicha desesperación los obligue a delinquir.

«Vemos cómo el hambre y la desolación invade a este tipo de migrantes, tomando en cuenta que los albergues de la ciudad ya están completamente saturados».

Calderón, indicó que en Reynosa operan cinco albergues para migrantes, el Senda de Vida 1 y 2, el albergue de Nuestra Señora de Guadalupe, y dos de reciente creación el Khaleo, y el Shaday, pero son insuficientes. Entre los cinco atienden a por lo menos 3 mil migrantes.

Dijo, que por lo menos la mitad de la población migrante que ha llegado a Reynosa ha podido rentar una vivienda, conseguir empleo formal, otros pusieron negocios informales, y hasta dieron vida a un tianguis frente al albergue «Senda de Vida 1» para sobrevivir.

Se puede ver a las mujeres haitianas en la calle peatonal Hidalgo haciendo trensas y hasta cortes de cabello, no se les cierra el mundo.

Pero la mayoría de haitianos y africanos que siguen llegando a Reynosa, mientras obtienen una visa de asilo humanitario de Estados Unidos, duermen y deambulan en las calles.

RECURSOS PARA MIGRANTES DEL MUNICIPIO NI SUS LUCES

El funcionario estatal, resaltó que a principios de este 2022, el Ayuntamiento de Reynosa autorizó un presupuesto de 3 millones de pesos para apoyar a los migrantes, pero hasta la fecha no hay rastro de esos recursos.

Y la situación la sufren las personas que fueron desalojadas de la Plaza de la República y llevadas con engaños al albergue Senda de Vida 2, pues siguen hacinadas, viviendo en casas de campaña porque el refugio no tiene habitaciones, no tiene nada solo una barda.

«Dicha situación en lugar de ayudar provocó una mayor crisis humanitaria por eso vemos mucha gente vagando por la ciudad porque no tiene las condiciones necesarias para poder estar en un lugar digno mientras Estados Unidos resuelve sus peticiones de visa humanitaria», resaltó.

En el Senda de Vida 2, los migrantes durante el día tienen que salir de sus casas de campaña y tenderse bajo la sombra de unas carpas para poder mitigar el calor de hasta 43 grados que se registra en Reynosa.

«Se habla de una vida digna y de un respeto a los derechos humanos, pero mientras que los migrantes estén hacinados en el Senda de Vida 2, no se puede decir que se esté cumpliendo con el apoyo humanitario», lamentó.

Para concluir, cabe destacar que hoy en día son el DIF Tamaulipas, las iglesias, ong’s y ciudadanos de buen corazón, los que están dando la cara para no dejar morir de sed y de hambre a los migrantes en Reynosa.