Publicado el domingo 18 diciembre, 2022";
Argentina gana el mundial de Qatar 2022

Argentina gana el mundial de Qatar 2022

*** La Albiceleste se impuso 4-2 a Francia, en tanda de penales, tras igualar 3-3 en tiempo agregado y alargue; brilla Kylian Mbappé al marcar un hat-trick para llevar la definición del encuentro a la instancia decisiva

Por: REDACCIÓN.

La Selección de Argentina logró el tercer título mundial en su historia al vencer 4-2 a Francia en tanda de penales, luego de igualar 3-3 en el tiempo regular y alargue, en el encuentro número 64 de la Copa del Mundo Qatar 2022, celebrado este domingo en el Lusail Stadium de Doha.

En un partido no apto para cardiacos, los argentinos inclinaron la balanza a su favor en la instancia decisiva, donde Lionel Messi, Paulo Dybala, Leandro Paredes y Gonzalo Montiel fueron implacables; mientras, Kingsley Coman y Aurélien Tchouaméni se vistieron de villanos por los franceses.

La Final se resolvió desde los once pasos, luego de que Argentina se puso al frente en el marcador con los goles de Messi, autor de un doblete al minuto 23, vía penal, y 1 en tiempo extra, así como Ángel Di María al 36′. Sin embargo, Francia se negó a entregar la corona sin pelear hasta el último minuto e igualó con un hat-trick de Kylan Mbappé al 80′, 81′ y 117′.

Desde los himnos nacionales, el encuentro arrancó con alta intensidad, de poder a poder, debido a la enjundia de los jugadores argentinos frente al intimidante canto francés de La Marsellesa.

En los primeros minutos, Argentina se arrimó con mayor determinación al marco rival, incluso Alexis Mac Allister probó de larga distancia al capitán francés Hugo Lloris, quien no concedió rebote. Y al 8′, Rodrigo De Paul remató en los linderos del área, pero Raphael Varane desvió milagrosamente a tiro de esquina.

Al llegar a primer cuarto de hora, Argentina fue cada vez mejor con los arribos de Ángel Di María por izquierda ante la marca de Jules Koundé, mientras las paredes entre Lionel Messi y Julián Álvarez mantuvieron muy ocupado al cuadro bajo francés.

Francia se acercó con peligro al marco de Emiliano Martínez al 19′, cuando Antoine Griezmann cobró una falta sobre Theo Fernández por izquierda y el servicio llegó a los dominios de Oliver Giroud, quien remató con la cabeza, pero arrolló a su marcador.

La polémica se presentó al minuto 21, cuando Ousmane Dembélé tocó por la espalda a Ángel Di María, un vendaval por izquierda, y el árbitro polaco Szymon Marciniak no dudó en marcar la pena máxima. El encargado de capitalizar la gran oportunidad fue el capitán argentino Lionel Messi, quien cobró de manera magistral y engañó a Lloris.

Tras el gol argentino, el partido se ensució al presentarse una seguidilla de faltas en las que Marciniak no siempre decidió correctamente. Y cuando el balón volvió a correr, La Scaloneta retomó el dominio ante el desconcierto del campeón que no terminó por reaccionar.

A 10 minutos del descanso, Argentina amplió la ventaja con un contragolpe de manual. Messi cedió el balón para Mac Allister, cuyo servicio en profundidad por izquierda encontró a Álvarez y éste habilitó al otro lado a Di María, quien cerró la pinza ante la salida tardía de Lloris. El campeón se tambalea.

Tal fue el baile argentino que el técnico francés Didier Deschamps no esperó al descanso y ordenó el ingreso de Randal Kolo Muani por un desaparecido Ousmane Dembélé, así como Marcus Thuram por Giroud, perdido en el campo.

Con los ajustes, el equipo francés contuvo por algunos minutos el agobio albiceleste, pero sin llegar a conectar con la gran figura Kylian Mbappé, quien padeció la marca de los argentinos, dos o tres a la caza del 10 galo cada vez que llegó el balón a sus pies.

Para el complemento la historia no cambió. Francia intentó reaccionar por conducto de Mbappé y sus galopadas, pero sin superar la marca escalonada albiceleste, al tiempo que los dirigidos por Lionel Scaloni no especularon, ni se replegaron en busca de defender la ventaja, al contrario, buscaron el tanto para sentenciar el encuentro.

Al 63′, Di María se fue del campo con una gran ovación de la afición en la tribuna, reconocido por ser uno de los mejores del encuentro, para respiro de Jules Koundé, quien lo padeció por más de una hora.  Marcos Acuña ingresó por El Fideo. 

Fue hasta el el minuto 70, cuando Mbappé encontró un metro de espacio ante la marca de Messi, quien recogió la pierna para cometer penal, pero el astro galo sacó un disparo muy por encima del marco defendido por Emiliano Martínez.

Argentina se complicó la existencia al 79′, tras ser amplio dominador del encuentro, debido a la negligencia de Nicolás Otamendi, quien perdió un balón ante Thuram y lo bajó en el área ante la mirada de Mariniak, quien marcó penal. Y Mbappé no perdonó con un disparo a la base del poste derecho, pese adivinar Martínez el viaje del balón.

Y sólo dos minutos después, el campeón empató. Kingsley Coman robó el balón a Messi, Rabiot trianguló con Thuram y el esférico llegó Mbappé, quien sacó un espectacular remate de volea, con pierna derecha, al poste izquierdo para superar al “Dibu” Martínez. Apareció Les Bleus en un final de partido de infarto.

El campeón en modo abordaje arrinconó a los argentinos, incluso Thuram cayó en el área al 86′, pero Marciniak le sacó tarjeta amarilla por el piscinazo y la mayoría albiceleste en la tribuna respiró.

En un cierre de locura, el equipo galo se mudó al área argentina con un Mbappé imparable frente a los desgastados zagueros argentinos; sin embargo, al minuto 90+7, Messi sacó un fierrazo de pierna zurda y obligó el espectacular lance de Lloris, quien metió un manotazo salvador.

En el primer tiempo extra, el encuentro se niveló, un mano a mano de alta tensión, luego del vertiginoso final del tiempo regular. Scaloni ordenó el ingreso de Leandro Paredes por Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez por Julián Álvarez para intentar contener los avances franceses más peligrosos en el alargue.

Y de inmediato, El Toro tuvo dos oportunidades de gol, pero sus disparos fueron rechazados por Varane y Upamecano, quienes salvaron su marco.

Para el segundo tiempo extra, Argentina recuperó el balón y al minuto 108, un remate furioso de Lautaro Martínez fue contenido por Lloris, quien concedió un rebote y apareció Messi para empujar el esférico a las redes. Tras revisar la jugada en el VAR quedó descartado el fuera de lugar el tanto subió al electrónico, un 2-1 de alarido.

En los últimos minutos el campeón se volcó con todo en busca de un nuevo milagro y lo encontró al minuto 115, cuando Mbappé sacó un disparo de derecha y Gonzalo Montiel tapó con la mano. Marciniak marcó penal. Y Donatello encendió las redes para igualar 3-3 una alucinante Final.

Emiliano Martínez salvó con la pierna su marco al 122′, tras un disparo de Randal Kolo Muani; mientras, Lautaro Martínez falló un remate de la cabeza frente a la portería. 

Y llegó la ronda de penales, donde Argentina fue mejor y levantó su tercer título mundial de su historia en una Final inolvidable.