Publicado el lunes 30 agosto, 2021";
El impacto social y los beneficios de proyectos eólicos en Tamaulipas

El impacto social y los beneficios de proyectos eólicos en Tamaulipas

*** Algunos de los impactos sociales de los parques eólicos son las cadenas de valor en servicios, el pago de rentas a ejidatarios y múltiples programas sociales para mejorar la calidad de vida de los habitantes

*** Con pertinencia cultural, los planes de gestión social van evolucionando diariamente en las comunidades

Por: REDACCIÓN.

Ciudad Victoria, 30 de agosto de 2021. – El pasado jueves, la Comisión de Energía de Tamaulipas (CETAM), en conjunto con Perceptia21 Energía, realizaron el webinar “El impacto social y los beneficios de proyectos eólicos en Tamaulipas”.

El evento contó con panelistas expertos en asuntos sociales, quienes dialogaron en torno a las implicaciones que tienen los parques eólicos para las comunidades en las que se instalan, así como testimoniales de ejidatarios que han sido beneficiados de los programas sociales implementados gracias a los parques eólicos.

En el webinar participaron Ma. Antonieta Gómez López, encargada del despacho de la Comisión de Energía de Tamaulipas (CETAM); Daniela Medina Gallegos, Coordinadora de Comunicación, Desarrollo Sustentable y Asuntos Públicos en la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), Héctor Alexis Garza Cervera, socio de la firma Ritch Mueller y María Nieves-García Manzano, socia fundadora y Directora General de GMI Consulting, quien participó como moderadora del panel.

Ma. Antonieta Gómez detalló las implicaciones positivas que los proyectos eólicos han tenido para los tamaulipecos, como lo son las cadenas de valor en servicios, las oportunidades laborales a largo plazo, el pago de rentas a ejidatarios y múltiples programas sociales para mejorar calidad de vida de los habitantes.

“Las empresas han tenido muy claro que la relación que hay con las comunidades, es una relación a largo plazo; Siempre ha sido nuestro compromiso atender cualquier situación que surge entre las comunidades y las empresas energéticas”, señaló.

La Ing. Karen Luna, que es la primera mujer mexicana Técnica en Servicios de VESTAS quien tuvo la oportinidad de cursar en la primera generación el «Diplomado para Servicios de Consultoría Energética y Asuntos Públicos mantenimiento de Generadores Eólicos», el cual derivó de la firma de un convenio de colaboración entre el Gobierno de Tamaulipas y VESTAS, habló, a través de un testimonial, sobre los beneficios económicos, sociales y laborales que han traído las empresas de generación eólica a Tamaulipas: “La gama de empleos que genera este sector (eólico) es grandísima y hay oportunidades de empleos para todos».

Evidenciando los beneficios que han aportado los proyectos eólicos para los tamauli- pecos, a través de los videos de los testimoniales, la encargada de la CETAM puntualizó que “No nos sirve de nada anunciar inversiones, si eso no trasciende en la vida de los tamaulipecos”.

Héctor Alexis Garza ahondó en la importancia de considerar al derecho a la consulta y a la participación de las comunidades como una constelación de derechos, establecidos tanto en la Constitución mexicana como en tratados internacionales.

Previo a la implementación de cualquier proyecto, es necesario entender el impacto que éste tendrá para cosmovisiones y contextos que nos son ajenos, como el caso de los pueblos indígenas.

Para lograr este entendimiento es necesario un diálogo intercultural permanente y continuo. “El plan de gestión social va evolucionando con la comunidad todos los días, con pertinencia cultural”, detalló, lo cual significa que es necesario atender las necesidades y situaciones específicas de cada comunidad.

Por su parte, Daniela Medina destacó que desde la AMDEE buscan impulsar proyectos sociales que cumplan con los Objetivos de Desarrollo Sustentable y que generen un impacto positivo y un cambio de conciencia dentro de las comunidades en las que se instalan los proyectos eólicos.

“Dichos proyectos se construyen a partir de diálogos multiverso entre las empresas y las comunidades, en apego a estándares internacionales y con la participación de las personas de cada localidad”.

Las iniciativas en torno a las capacitaciones educativas y para proyectos productivos, así como las mejoras en salud y equipamiento escolar, son ejemplos de algunos de los proyectos impulsados por las empresas y la AMDEE.