Publicado el viernes 18 marzo, 2016";
Locatarios de Tampico inconformes con la construcción de los nuevos mercados.

Locatarios de Tampico inconformes con la construcción de los nuevos mercados.

 

*** Denuncian que están utilizando materiales de mala calidad y poco avance de la obra. Además afirman que el alcalde los sacó de los centros de abasto “a punta de pistola”.



Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

TAMPICO, TAM.- La construcción del centro comercial mal llamado Mercado de Tampico no ha convencido a los locatarios de este sector comercial, que siguen exigiendo un mercado tradicional para los tampiqueños, esta obra deja muchas suspicacias por la forma en que se está llevando a cabo; la forma violenta en que fueron desalojados los comerciantes, dejando a cientos de familias sin empleo; la edificación presenta atraso e irregularidades en la estructura, ya que muchos pilotes están hechos  pedazos por la pésima calidad del material, el tiempo del Gobierno del Estado y del presidente municipal se agota cada día, por lo que esta sería una obra de relumbrón.

Salvador Salas Avalos, locatario del mercado, informó: “No tan solo nos mintió el alcalde, lo hizo con alevosía y ventaja, a nosotros nunca nos convencieron con su proyecto, esa obra fue impuesta, y nos sacaron a punta de pistola (armas de alto poder), no nos salimos voluntariamente como lo ha dicho el alcalde Gustavo Torres Salinas, ni como los medios de información comprados lo publicaron, todos fuimos sacados con violencia por la Fuerza Tamaulipas”.

“No estamos de acuerdo con esta obra que es un centro comercial, definitivamente queremos un mercado tradicional, para que toda la gente de escasos recursos pueda tener acceso, porque un mall es muy caro en rentas y entonces los productos y servicios serían inaccesibles para la gente”, señaló el oferente.

Respecto al tiempo que falta de administración gubernamental comentó: “Esta obra quedará inconclusa, no va a terminarse…una obra bien hecha así como lo pregonaron requiere como tres años, por los cimientos que están poniendo la próxima administración tendrá que tirar todo lo que se ha hecho, y construir desde cero porque esa estructura no es como para un edificio de ni de dos pisos”.  

El comerciante Julio Canseco afirmó: “Nunca hemos estado de acuerdo con esa construcción, lo que exigimos es un mercado tradicional, porque a estas fechas la obra se ve muy sospechosa, si tuvieran recursos la obra estaría muy avanzada, el tiempo que le queda a Gustavo Torres es nada, la forma en que se está realizando deja muchos cabos sueltos, muchos pilotes están despedazados, el material y la estructura son de pésima calidad”. 

Por su parte José Sifuentes, también locatario, manifestó: “La construcción de este centro comercial está muy atrasada, y los materiales son de la peor calidad, ya que muchos pilotes se fracturaron, lo que han hecho abre las interrogantes….es una obra sospechosa, esta obra no la hemos aceptado desde un principio, los locatarios exigimos un mercado tradicional como estaba, debieron respetar el paisaje urbano que es típico de Tampico”.

 “Gustavo Torres destruyó un edificio histórico para dejar a cientos de familias sin su patrimonio, a los locatarios se les quitó su concesión original con alevosía y ventaja, y ahora ellos (autoridades) están ahorcando al comercio en pequeño favoreciendo a los centros comerciales, no aceptaremos el proyecto del gobernador porque no nos convence, porque no han escuchado a los comerciantes”, destacó el comerciante.

Arturo Gutiérrez al hablar de la obra puntualizó: “Los pilotes están a medio terminar, no han hecho una base sólida para que pueda soportar  el peso de los mercados, de acuerdo al edificio que pretenden hacer no tiene las bases, le falta todavía mucha infraestructura, y no creo que llegue ni siquiera a la mitad en lo que queda de esta administración, de acuerdo a como lo presumieron las autoridades”.

El locatario indicó: “La construcción de este centro comercial tiene muchas sospechas, el material es pésimo ya que los pilotes están fracturados, si hubiera recurso ya estaría más avanzado, es una obra mal hecha que no beneficia al comerciante, seguimos pugnando por un mercado tradicional, como hay en cualquier parte de México”.